El secretario de Organización del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de El Salvador (FMLN), Jose Luis Merino, ratificó la admiración que despierta la Revolución Sandinista, ya que fue este movimiento el que inició el desmontaje de las dictaduras en Centroamérica.

“El liderazgo del Frente Sandinista, la osadía de haber encabezado la lucha armada y obtener la primera victoria contra una de las dictaduras más feroces de Centroamérica lleva ya hoy tres capítulos", dijo Merino explicando que el primero de estos fue la Insurrección Final del 79, seguido por la época revolucionaria de los ochentas y posteriormente la vuelta al poder del Sandinismo en el 2007 a través de los votos.

Esta nueva victoria aseguró, el también conocido como “comandante Ramiro”, abre para Centroamérica un nuevo momento, ya que se logra derrotar al modelo neoliberal con sus propias reglas.

Al respecto indicó que si en los ochentas el FMLN no pudo concretizar la victoria en Eñ Salvador, tal y como se esperaba luego del triunfo del FSLN en Nicaragua, en estos nuevos tiempos sí se logró el objetivo porque hoy el FMLN es el gobernante en el llamado "pulgarcito" de Centroamérica.

Revolucionarios también pueden con la economía

Merino aseguró que a 34 años de revolución, Nicaragua se está perfilando como un ejemplo en un plano donde las izquierdas no siempre han incursionado de la mejor manera: la economía.

“Nicaragua nos está enseñando a incursionar a un nuevo escenario en que las izquierdas no siempre hemos tenido certeza y es la batalla en el terreno económico. La fuerza que hoy tiene la Revolución Sandinista en esta segunda edición es que ha tenido la capacidad de encabezar un proceso de cambios y transformaciones económicas en esta Nicaragua pobre”, explicó.

Recordó que la pobreza de Nicaragua es la herencia de Somoza, y de los otros gobiernos neoliberales quienes hicieron retroceder las conquistas de la Revolución Sandinista.

“El Frente Sandinista encabeza un proceso de reconstruir la economía de un país muy golpeado. Yo creo que es importantísimo porque están mostrando estos revolucionarios nicaragüenses que la izquierda no solo es capaz de huelgas, marchas, manifestaciones, guerras sino que también encabeza la reconstrucción de la economía”, subrayó.

El comandante Ramiro destacó en este sentido la importancia del Alba, la cual le ha abierto al continente un nuevo momento de cambio.