La fumigación y aplicación de BTI no se detiene en los diferentes barrios de Managua para evitar que la población se enferme de dengue, zika y chikungunya, virus transmitido por la picadura de zancudos.

En esta ocasión le tocó el turno al barrio Carlos Fonseca, ubicado en el distrito V de la capital.

La doctora Claudia Calero, responsable de epidemiología del centro de salud Pedro Altamirano, indicó que en todo el día fumigaran 1,110 viviendas.

FUMIGAR

"Estamos con nuestro equipo de lucha antiepidémica instando a la población que nos permitan entrar a sus viviendas para poder realizar la búsqueda y eliminación de criaderos y eliminación del zancudo", afirmó.

Managua ha presentado lluvias temprano y por eso es importante que la población se disponga a limpiar techos, canaletas y todo aquello que tengan en los patios dónde se pueda alojar agua.

Los pobladores conscientes del beneficio que llega a sus vidas cada vez que llegan las brigadas, permiten la entrada a los trabajadores de la salud, quienes todo el año realizan esta labor sanitaria.

FUMIGAR

"Nosotros siempre dejamos que fumiguen y apliquen BTI porque es para el bien de nuestra salud. En mi casa mantenemos limpio, pero siempre es bueno revisar constantemente porque a veces hay objetos que no parecen, pero ahí está el zancudo que nos enferma", dijo Marina Chávez.

Asimismo, Víctor Lezcano, comentó: “Me alegra que vengan porque con las lluvias los zancudos aumentan y es peligroso. Lástima que no todos pensamos igual porque hay vecinos que no dejan que fumiguen y no se dan cuenta de que perjudican a toda la comunidad".

 

FUMIGAR