Telémaco Talavera, Académico y Asesor Presidencial, refirió que a 34 años del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el modelo académico de Nicaragua se encuentra cada vez más fortalecido y siendo ejemplo en el contexto de las relaciones de integración educativa que conforman los países miembros de la CELAC y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

En una entrevista para los portales El 19 Digital y EPP, donde se abordaron los nuevos desafíos y logros del Gobierno Sandinista conducido por el Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, el también Presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), indicó que desde el 2007, cuando se desprivatizó la educación primaria y secundaria, el trabajo conjunto de las universidades viene procurando la unidad entre los demás países de la región.

“Tenemos una vinculación con la Red de Universidades, UNI-ALBA. Nicaragua está articulando toda la definición del Plan de Integración de la Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación en Latinoamérica y El Caribe, y todo de cara a generar una educación como un derecho humano, una educación como un factor imprescindible para seguir avanzando en el desarrollo de capacidades humanas, científicas y tecnológicas para restituir derechos, para un mejor vivir del pueblo, y para promover un desarrollo con justicia, con equidad y sostenibilidad”, expresó.

Intercambios educativos regionales apuntan al Bien Común

Talavera indicó que dentro de los ejes fundamentales de la región y gracias a los lazos de amistad que ha concretado el Gobierno Sandinista, los estudiantes nicaragüenses pueden acceder a pasantillas en universidades de otros países, bajo la estrategia denominada Movilidad Académica. Además de promover articuladamente diplomados, maestrías y doctorados, donde se plantean problemas estratégicos como la soberanía, seguridad alimentaria, cambio climático, agroindustria, biotecnología y mitigación y prevención de desastres naturales.

El académico sostuvo que a 34 años del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, son miles las aulas que se han rehabilitado en los centros educativos que estaban en ruinas, incluyendo centros emblemáticos como el Instituto Público Ramírez Goyena y el Rigoberto López Pérez.

“Hay que destacar que se ha venido dando prioridad al proceso de formación de maestros y maestras en todo el país; el esfuerzo y la meta por capacitar a los 47 mil maestros y maestras es un trabajo conjunto con el Ministerio de Educación y las universidades”, manifestó.

Asimismo, señaló que actualmente se ha logrado avanzar a grandes pasos en la erradicación del analfabetismo con la Campaña de Martí a Fidel, siendo Nicaragua, considerada por la UNESCO, como un país libre de analfabetismo. Además de intensificar la cobertura de educación inicial, primera, secundaria y educación técnica, y mejorar cuantiosamente las condiciones de vida de las familias y las comunidades, acompañando los programas sociales que impulsa el Gobierno Sandinista en la restitución de los derechos fundamentales de la vida humana.

“Las universidades estamos trabajando para fortalecer la formación de cara a los ejes de desarrollo económico y social del país, las capacidades humanas, las capacidades científicas, las capacidades técnicas que el país requiere, pero también durante este proceso de formación, vincular a los estudiantes con su entorno, vincularlos con las instituciones públicas, con las microempresas, con los grandes proyectos transformadores”, expresó.

Universidades comprometidas en consolidación del Gran Canal

El Presidente del CNU indicó que en estos Nuevos Tiempos, cuando Nicaragua viene avanzando en más rutas de prosperidad, el sistema educativo se viene consolidando según las proyecciones del Plan Nacional de Desarrollo Humano, cuya visión es promover las ciencias y la educación técnica, la tecnología y la innovación, articuladas para generar desarrollo. En este contexto se han desarrollado una serie de líneas de investigación que el Presidente Daniel Ortega ha priorizado, y que las universidades son parte de su implementación, como es el caso del Gran Canal Interoceánico.

“Estamos trabajando a pasos agigantados, el Gran Canal es un proyecto transformador en términos económicos, sociales y ambientales; estamos trabajando con el Ministerio de Educación, estamos trabajando con el Inatec. Ya tenemos una primera oferta, un diagnóstico, que tiene que ver con los ocho proyectos que se derivan del Gran Canal, como el ferrocarril, el oleoducto, los puertos, los aeropuertos, la transformación energética y la transformación productiva”, precisó.

Talavera explicó que ya existe todo un planteamiento y una propuesta en relación a la contribución que harán las universidades para la construcción del Gran Canal Interoceánico, mismo que viene impulsando el Gobierno Sandinista al mando del Presidente Daniel Ortega y con el respaldo de la comunidad internacional.

“Hemos estado creando alianzas con la Universidad de Panamá, ya estuvieron aquí, yo estuve la semana pasada allá y hubo un equipo de la Universidad de Ingeniería (UNI) que estuvo allá también, y vamos a tener un nuevo encuentro de trabajo, porque ellos se han puesto completamente a la orden para complementar esas capacidades en agosto, porque para esta fecha también vienen universidades europeas y de Estados Unidos para apoyarnos a nosotros a desarrollar este proyecto”, aseguró.

El académico detalló que dentro de la propuesta que ha hecho el CNU, se tiene previsto formar en las universidades a ingenieros agrónomos, especialistas en ciencias marítimas, ingeniería civil con especialización en ciencias del mar, la arquitectura, gerencia, mercadeo, gestión aduanera, gestión tributaria, el turismo de cara a las ciencias del mar, operadores de máquinas, operadores de embarcaciones, hasta los procesos de transformación productiva, con una gama de especialistas y técnicos del más alto nivel.