El grupo parlamentario de amistad con Cuba, celebró el Día de la Amistad de Nicaragua con la hermana República de Cuba, con la presencia de los embajadores de Venezuela, Palestina, Rusia y diputados de la bancada sandinista, en un acto en el que se reafirmó la lucha de los pueblos por la paz, la dignidad y autodeterminación. 

El encuentro contó con la presencia del presidente de la Junta directiva de la Asamblea Nacional, doctor Gustavo Porras, quien expresó que Cuba y Nicaragua cuentan con una hermandad indestructible. 

Celebramos la hermandad indestructible, con solidaridad hasta poner nuestra sangre juntos y estamos próximos a vísperas de esa gesta dirigida por Fidel Castro, esa enorme derrota que se le dio al imperialismo donde también a la par de la sangre cubana tal y como estuvieron nuestros hermanos con nosotros en la defensa de esta revolución, también estuvo la sangre de un nicaragüense, la sangre de Carlos Ulloa al cual queremos recordar el día de hoy”, enfatizó. 

En nombre del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), nuestro comandante Daniel y nuestra compañera Rosario dirigieran al octavo congreso del Partido Comunista de Cuba que inicia el día de hoy, “Con profunda admiración por la gloriosa revolución cubana nuestro saludo a Raúl, con Fidel en la memoria y en la historia de nuestra América Caribeña al presidente Miguel Díaz Canel y a todos los compañeros y compañeras que son símbolo de la heroica y victoriosa lucha de este gran pueblo de Cuba”, añadió.  

Así mismo, el diputado Edwin Castro, secretario de la Bancada Sandinista ante la Asamblea Nacional, externó que la amistad entre Cuba y Nicaragua ha sido prolongada, llena de mucho sacrificio, pero sobre todo una historia de compromisos con los pueblos. 

La amistad con Cuba es desde los tiempos de Darío, desde su encuentro en New York con Martí y desde entonces hemos caminado juntos, hemos estado juntos siendo pueblos hermanos, consolidándose con ambas revoluciones y hoy se patentiza en todo el trabajo conjunto, en nuestro grito unido a los gritos del mundo, basta ya de boqueo a Cuba, bloqueo criminal que en tiempo de pandemia realmente es un delito de lesa humanidad y creo que el imperio deberá responder ante el mundo  y ante la justicia universal por ese bloqueo”, destacó. 

Desde hace 2 años por decreto, Nicaragua celebra este importante acontecimiento en conmemoración a la lucha justa que ha venido librando Cuba y en la que ha demostrado su garra ante las pretensiones de países que se han empeñado en querer violentar la paz y soberanía de ese pueblo.  

No hace falta un día específico para hablar de hermandad y solidaridad entre Cuba y Nicaragua a lo largo de tantos años, pero ciertamente el hecho de que lo hayan reconocido es un reconociendo a ese cariño y amistad que nos venimos profesando y que no data solo de la época de la Revolución Sandinista hace 42 años, viene mucho más allá de la época de Martí, de Darío, en ese abrazo solidario que se dieron y que ambos se trataron como padre e hijo y ahí es donde está la génesis de nuestra hermandad y solidaridad”, refirió Juan Carlos Hernández Padrón, embajador de Cuba. 

Por su parte, el embajador de Venezuela en Nicaragua, Javier Arrué enfatizó que la solidaridad, fraternidad y apoyo son el único camino hacia la victoria. 

El comandante Chávez nos metió ese amor profundo por nuestros pueblos, por nuestros semejantes, por esa patria grande que estamos construyendo entre todos, por eso este símbolo de amistad entre Nicaragua y Cuba, cómo entre Nicaragua y Venezuela y todos los países del ALBA y América y el Caribe, nuestros ancestros que llevamos en nuestra sangre, un Bolívar, un Sandino, un Martí, un Chávez, un Fidel, nos obligan a ser verdaderamente internacionalistas, a ser verdaderamente constructores de un mundo diferente, un mundo de justicia y paz”, subrayó.