Amigos, familiares, miembros de la bancada sandinista ante la Asamblea Nacional y la militancia sandinista, rindieron homenaje al compañero Jacinto Suárez en el primer aniversario de su paso a la inmortalidad.

En el homenaje recordaron al compañero como un hombre lleno de valentía, disposición y sobre todo, amor a su patria, a la que defendió siendo un adolescente.

Desde la iglesia Nuestra Señora de la Merced, el padre Antonio Castro refirió que Suárez fue un hombre con muchos valores, un hombre que sufrió tortura, persecución, enfrentó años de prisión junto a sus compañeros como el Comandante Daniel Ortega y muchos hombres valientes que defendieron la libertad de Nicaragua.

homenaje-jacinto

Jacinto es una historia y nos está mostrando sus manos, obra y acción, una acción liberadora que condujo a la paz, a la estabilidad, al amor. Con el espíritu imbatible de Jacinto nos enseñó a amar la vida, la dignidad, fraternidad, soberanía, democracia en todos los foros e instancias donde estuvo trabajando y sirviendo, en la Asamblea Nacional, en el campo diplomático, y donde se tenía que enfrentar duramente a la dictadura”, refirió.

Sus amigos y compañeros recordaron el legado de Suárez, así como su huella en la historia de lucha y victorias de los sandinistas, en quienes dejó un gran vacío.

Jacinto sigue presente, con su ejemplo de vida dedicado a la transformación de Nicaragua, a su militancia en el Frente Sandinista, donde inició activamente su militancia desde los 15 años, enfrentó 7 años de cárcel y tortura que, en vez de amilanarlo, consolidó en él su amor, trabajo y cariño por Nicaragua y los más pobres del país”, expresó el diputado Edwin Castro.

homenaje-jacinto

Su principal legado es la constancia, dedicación y vocación por el pueblo, siempre fue un compañero consecuente con los ideales sandinistas, es un ejemplo de altivez para todo el sandinismo histórico”, expresó el comandante Leopoldo Rivas, coordinador nacional del Sandinismo histórico.

Jacinto, el gran amigo de Cuba

En vida, el compañero Jacinto Suárez alzó en alto a nivel internacional la bandera del Frente Sandinista, alcanzando el respeto y admiración de los pueblos y organizaciones hermanas, siendo Cuba uno de los sitios donde estableció grandes lazos de amistad aún vigentes.

homenaje-jacinto

Jacinto es de las personas que para nosotros tiene un gran significado, un excelente amigo del pueblo cubano, de las causas progresistas no solo de Cuba, sino del mundo entero, hay que recordarlo con alegría, como él vivió, es de las personas leales, consistente con la causa y siempre fiel”, externó el embajador de Cuba en Nicaragua Juan Carlos Hernández.

Un padre, esposo e hijo ejemplar

Por su parte, Jilma Perezcassar, viuda de Suárez, agradeció al pueblo nicaragüense y a la militancia sandinista por demostrar en todo momento el respeto y admiración hacia uno de los más grandes defensores de la Revolución Sandinista y del pueblo humilde y trabajador.

Durante todos los años que la vida nos permitió estar juntos, logramos consolidar un amor de complicidad, lealtad y entrega, él era mi fuerza y yo su refugio y complemento para librar los desafíos de salud y cumplir con tesón las tareas en todos los tiempos, dentro y fuera del país", expresó.

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto

homenaje-jacinto