Unas 170 familias pobres del reparto Villa de las Victorias, en Niquinohomo, vieron restituidos sus derechos a tener agua potable por parte del gobierno del presidente Daniel Ortega a través de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) y de la alcaldía municipal de la localidad.

Al respecto, la delegada departamental de ENACAL en Masaya, Xiomara Potosme, quien participó en la inauguración del proyecto de agua potable manifestó que el proyecto cuenta con 170 familias directamente beneficiadas y con proyecciones de restituirles sus derechos a 500 familias en total.

De acuerdo a la compañera Potosme, la realización de proyecto tuvo una duración total de 15 días, logrado en tiempo record gracias a la disponibilidad de los pobladores, los cuales realizaron toda la labor del zanjeo, así como a la disponibilidad de la alcaldía municipal que proporcionó todo el material de la red, tubos de media y de dos pulgadas, abrazaderas y llaves.

Por otra parte ENACAL brindó la asesoría técnica en la instalación y complementación de algunos accesorios que hacían falta, lo que en realidad se constituyó en un esfuerzo en conjunto.

La delegada de ENACAL dijo que red instalada tiene una extensión de mil 168 metros lineales con 170 servicios conectados por medio de los cuales las familias ya gozan de tener el agua potable con lo cual mejoraron su calidad de vida en cuanto a higiene, salud.

La inversión de este proyecto, dijo la compañera Potosme, es de tres millones de córdobas y destacó que también están trabajando en otros proyectos en las comunidades de El Carmen, de Los Pocitos y en el Zapotón.

Trabajo en forma mancomunada

Por su lado el alcalde de Niquinohomo, Marlon José Muñoz, dijo que los 170 pobladores beneficiados con el proyecto de agua potable, también el gobierno municipal les restituyó recientemente su derecho a tener un sitio donde, que precisamente es donde también se les está instalando la red del vital líquido.

Destacó que la introducción del agua potable es un proyecto que se realizó en forma mancomunada, tanto por el gobierno central a través de ENACAL, la municipalidad y con los pobladores del lugar, poniendo en práctica el principio de responsabilidad compartida.

Entre tanto Josefa del Carmen Echaverri, una de las pobladoras de Villa Las Victorias dijo sentirse muy contenta porque antes tenía que ir acarrear el agua a varias cuadras de distancia, pero ahora ya la tiene en su casa y en ese sentido agradeció al gobierno del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo por ese tipo de proyecto que le beneficia a mucha gente pobre.

Por su lado Brenda Bustos Obando, cuya familia trabajó zanjeando para meter la tubería, dijo “primeramente agradecemos a Dios, al gobierno del presidente Daniel Ortega y a su gabinete pues tenemos agua por eso y es vital para nosotros, por lo cual nos sentimos bendecidos”.

Elsa María Ticay Guerrero, también pobladora de Villa Las Victorias afirmó “estoy alegre porque ahora no tenemos que ir a buscar largo el agua, ni vamos a andarnos desvelando, gracias a Dios, al alcalde y al gobierno del comandante Daniel Ortega”.