Los representantes de las 28 organizaciones que participaron del VII Encuentro de Movimientos Sociales de América Latina y el Caribe, concluyeron los tres días de reflexiones en Managua, con diversas declaraciones de respaldo a la Revoluciones Sandinista, Bolivariana y Cubana.

Además emitieron una resolución sobre el proceso de cambios que lideran los movimientos sociales de Honduras, de cara a lograr el poder político y nacional en las próximas elecciones de noviembre, con el partido Libertad y Refundación que lleva como candidata a la presidencia a la compañera Xiomara Castro de Zelaya, esposa del ex mandatario Manuel Zelaya derrocado por un Golpe de Estado un 28 de junio del 2009.

Con el lema “En Evolución, En Revolución” representantes de los movimientos sociales de 12 países saludaron el 34 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, “y celebramos junto al pueblo nicaragüense sus experiencias de cómo se va generando un profundo proceso de Transformación Cultural, Político, Social y Económico en Nicaragua, bajo la conducción del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo”

“Es impresionante el grado de unidad, organización, movilización y lucha del pueblo hondureño por lograr la paz, la libertad y la justicia social a favor de grandes sectores de la sociedad hondureña eternamente olvidados y excluidos. Celebramos la conformación de la unidad y la convergencia aglutinada en el Frente Nacional de Resistencia Popular FNRP y su brazo político el Partido Libertad y Refundación Libre,”, reseña la declaración referida sobre el proceso hondureño, donde también muestran su preocupación por los crímenes contra algunos dirigentes sociales de esa nación.

Sobre Venezuela y su proceso, la resolución destaca que el imperialismo norteamericano no descansa en su ofensiva hacia la Revolución Bolivariana, por ser un pilar fundamental de la Integración Latinoamericana.

Imperialismo promueve e incita un Golpe de Estado en Venezuela

“Que esta agresión del imperialismo se expresa en un esfuerzo por erosionar la gobernabilidad en Venezuela, que culmine en una ofensiva violenta contra la Revolución Bolivariana y se concretice en un golpe de estado”, agrega.

Por tanto declaran la firme, absoluta y activa Solidaridad con la Revolución Bolivariana, eje fundamental de la lucha antiimperialista, de Independencia e Integración Latinoamericana.

“Nuestro respaldo al Compañero Nicolás Maduro-Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, el primer presidente obrero y Chavista, quién continúa la lucha de Bolívar y el legado de (Presidente Hugo) Chávez”, reseña otras de las declaraciones.

Igualmente el encuentro expresó su “solidaridad militante con la Revolución Cubana, ejemplo cimero en la construcción de una sociedad justa y solidaria, y su apoyo al proceso de actualización del modelo económico-social que desarrolla hoy, con protagonismo popular para fortalecer el socialismo en Cuba”.

Demandaron el cese del criminal bloqueo que injustamente mantiene el gobierno de Estados Unidos, contra el pueblo cubano, mismo que es rechazado cada año por la Comunidad Internacional. Igual exigen la liberación inmediata e incondicional de los 5 anti-terroristas cubanos, injustamente encarcelados en los Estados Unidos.

Apoyo contundente a la Revolución Sandinista

Las representaciones sociales también expresaron la solidaridad militante con la Revolución Sandinista y sus 34 años de luchas y victorias a favor del pueblo nicaragüense y de la lucha de todos los pueblos del mundo.

“Destacar los avances sociales alcanzados por la Revolución Sandinista, que ha permitido la restitución de derechos y el protagonismo del pueblo, avanzando en la construcción de una sociedad equitativa y solidaria. Reconocer las exitosas experiencias de alianzas y consensos desarrollados por la Revolución Sandinista, que ha permitido construir una importante mayoría a favor del Modelo Cristiano, Socialista y Solidario”, reseña la declaración.

Otra de las declaraciones es la condena a los altos grados de violación de los derechos humanos, la amenaza, persecución y el asesinato de dirigentes y luchadores sociales del continente latinoamericano y caribeño, hechos que se realizan a vista y paciencia por parte de los gobiernos neoliberales.

“Hacemos un llamado urgente a los gobiernos democráticos del mundo, a todos los movimientos sociales progresistas del mundo y en particular los latinoamericanos, a los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos, a los organismos de integración latinoamericana para que se pronuncien y actúen en defensa del derecho a la vida de dirigentes sociales y políticos”, reza el documento de resolución.

El compañero Gustavo Porras, Secretario General del Frente Nacional de los Trabajadores, calificó de positivo el encuentro, porque permitió a la dirigencia social de América Latina compartir experiencias de cómo profundizar la integración de los pueblos.

“Acordamos que el próximo encuentro lo vamos hacer fuera de Managua el año que viene y vamos a visitar otras experiencias, muchas experiencias que existen fuera de la capital en relación a los programas sociales que restituyen derechos a las familias”, destacó Porras.

El embajador de Venezuela en Nicaragua Javier Arrúe destacó que estos encuentros demuestran que los pueblos quieren y promueven una integración total, a como lo quisieron José Martí, el General Augusto C. Sandino, Simón Bolívar y el eterno comandante Hugo Chávez Frías.

“Así como expresaron su apoyo a la Revolución Cubana, a la Sandinista, también hubo muestras de respaldo a la Revolución Bolivariana, porque cada cual en su frente, en sus trincheras, somos agredidos por intereses que están en contra la integración, de construir una patria grande”, dijo Arrúe.