Cory Monteith, progatonista de Glee, murió a causa de un exceso de heroína, alcohol y medicamentos, según los resultados de la autopsia revelada por autoridades canadienses.

"La prueba postmortem, que incluyó una autopsia y análisis toxicológicos, encontró que el señor Monteith, de 31 años, murió por una toxicidad mezclada de drogas, involucrando heroína y alcohol", indicó el servicio pericial.