Al ritmo de la música de “los chicheros” y rodeada de cientos de fieles, la alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres, recibió este martes la mayordomía de las fiestas patronales en honor a Santo Domingo de Guzmán.

El nombramiento se realizó en la Iglesia de Las Sierritas, ante el párroco de la localidad, padre Jorge Muñoz; el comité organizador de las festividades; y ante el Cacique Mayor y las candidatas a India Bonita, India Chiquita y Reina de las Fiestas.

Esta es la quinta ocasión que como alcaldesa, Torres es nombrada mayordoma de las fiestas patronales.

“Lo estamos haciendo con mucho amor, con mucha religiosidad, con mucho compromiso y respeto”, indicó.

La alcaldesa manifestó que la Comuna está colaborando con unos 5 millones de córdobas para la realización de estas fiestas, las cuales incluyen no solo Santo Domingo sino también los hípicos y Santo Domingo de Abajo.

Alabó el trabajo de la Policía Nacional, los bomberos y la Cruz Roja gracias a lo cual en los últimos años las fiestas han transcurrido en orden, respeto, religiosidad, amor y devoción.

“Le pedimos a los promesantes, que sigamos mejorando, que sigamos trabajando, que sigamos llevando adelante esa manera de ir con mucha devoción, con mucho respeto, religiosidad en esta fiesta tradicional tan bonita y tan hermosa”, subrayó.

Agradecen apoyo de la Comuna

Por su parte el párroco de la Iglesia de Las Sierritas, agradeció el apoyo económico de la Alcaldía para la realización de las fiestas.

Muñoz expresó que sin este apoyo “muy difícilmente podríamos cubrir todos los gastos de estas fiestas de Santo Domingo”.

Félix Moreno, presidente del Comité Parroquial de la Iglesia Santo Domingo, también señaló el agradecimiento a Torres por el apoyo brindado durante estos 5 años.

“Le quiero decir a la compañera Daysi: gracias una vez más por ese apoyo, gracias una vez más por ese levantamiento de la cultura, de nuestra fe, de nuestra religiosidad y de nuestras tradiciones”, manifestó.

Fiesta patronal con devoción cristiana

Es importante señalar que los tradicionalistas hicieron un llamado a la población a vivir estas festividades con religiosidad y no como un carnaval.

“Debe ser con devoción, con una cristiandad católica que debemos de realizar nuestra procesión de nuestro santo patrono (…). Esto no es un carnaval, esta no es borrachera, esta es una procesión cristiana-católica que debemos de ir mejorando cada día en cada momento con oraciones pidiéndole a Santo Domingo que interceda por cada uno de nosotros por esta Nicaragua, por esta nación”, dijo José Alarcón, presidente del Comité de Cargadores Tradicionalistas de Santo Domingo.