Miguel Ángel Treviño Morales, alias «Z-40», el líder del cártel de Los Zetas detenido ayer por miembros de la Marina mexicana, ya tiene sucesor. Su hermano Omar, «Z-42», se ha convertido en su sustituto al frente de la organización delictiva, según informa el diario mexicano «El Universal».

Fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) confirmaron al diario mexicano que Omar era el brazo derecho de su hermano al menos desde 2010.

La cabeza de Omar, hasta ahora segundo al mando de Los Zetas, tiene precio. Las autoridades mexicanas ofrecen 30 millones de pesos —1,8 millones de euros— a quién ofrezca pistas que permitan su captura, cifra que se suma a los cinco millones de dólares (3,8 millones de euros) que ofrece el gobierno norteamericano.

Las fuerzas de seguridad mexicanas no descartan un repunte de la violencia en Tamaulipas, región dónde la organización es más fuerte, ya que sin la presencia del ahora detenido Miguel Ángel Treviño otros cárteles, como el del Golfo, tratarán de disputarle el poder a Los Zetas.