Unos 16 mil manifestantes salieron a las calles de Atenas y Salónica, la segunda ciudad de Grecia, durante la jornada de huelga general convocada por los principales sindicatos del país para protestar contra el plan gubernamental que prevé despedir a 25 mil empleados públicos de aquí a 2014.

La convocatoria no paralizó al país, pero se hizo sentir en el transporte, según el reporte de agencias internacionales de noticias.

El tráfico aéreo se vio afectado debido a la huelga de los controladores; en los hospitales, los bancos y en todos los servicios dependientes de los ayuntamientos y los organismos locales, que serán los más afectados de aprobarse las medidas que se discuten en el Parlamento.

Durante la jornada de este martes, los manifestantes llegaron hasta la sede de la Asamblea Nacional. Desde el interior del recinto un grupo de diputados del principal partido opositor, Syriza, desplegó una pancarta donde se podía leer el siguiente mensaje: "Echemos al gobierno, NO a los despidos en el sector público y privado".

"Es una vergüenza que el gobierno diga que las cosas están mejorando, con el nivel tan alto de desempleo que hay y la contracción de la economía", enfatizó Euclides Tsakalotos, uno de los parlamentarios de Syriza, "es necesario un cambio de rumbo".

La llamada ley ómnibus, que incluye el recorte de la plantilla de funcionarios, además un nuevo código impositivo y otras iniciativas de ahorro, comenzó a debatirse este martes en el Parlamento en sesión plenaria y será votada en la noche del miércoles al jueves. La prensa internacional aseguró que no se esperan sorpresas en torno a su aprobación ya que la coalición gobernante controla 155 de los 300 escaños.

Testimonios

Kostas Pagonas y Andreas Stathópulos, dos miembros del sindicato de maestros, alertaron que el Gobierno acabará con 51 especialidades de Formación Profesional, entre las que destacaron: Enfermería, artes gráficas, decoración y peluquería.

En declaraciones a la prensa, denunciaron que de esta forma se dejará a 21 mil alumnos "sin la posibilidad de acabar sus estudios en la Educación pública" lo que "beneficiará a la escuela privada".

Anunciaron que a unos dos mil 500 profesores de estas especialidades ya se les comenzó a notificar el despido, a pesar de que esta medida no ha sido aprobada por el Parlamento.

Por su parte, un guarda escolar denunció su despido pese a que su salario fue recortado a casi la mitad en el último año. Filippos Vassiliu se preguntó qué hará ahora sin trabajo, con tres hijos y una esposa discapacitada a su cargo.

"Nos despidieron a mediados de julio y sin el previo aviso que exige la ley. Nuestro despido es ilegal, hemos pasado unas oposiciones y tenemos contrato indefinido", denunció.

Los empleados municipales, por su parte, cumplieron el segundo día de una huelga que en su caso continuará también este miércoles, día en el que está previsto que sea votado en la Asamblea Nacional el proyecto de ley que incluye los despidos masivos en el sector público.

El Gobierno de Gracia acordó con los prestamistas el despido de cuatro mil empleados públicos antes de fin de año y la eliminación de 25 mil puestos de trabajo en la administración de aquí a 2014.

El país europeo atraviesa su sexto año de recesión y sufre una tasa de desempleo del 27 por ciento, sin que ningún indicador de la economía real haya mostrado señal alguna de recuperación, pese a los continuos mensajes gubernamentales de que el país se encuentra en franca recuperación.