La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República destacó que, en Nicaragua, en esta patria donde el orgullo nacional brilla todos los días, siente orgullo por esa gesta que la Unesco calificó como la movilización popular más grande del siglo, refiriéndose a la Cruzada Nacional de Alfabetización que se conmemoran 41 años.

Reitera la Compañera Rosario que la Unesco calificó a la Cruzada Nacional de Alfabetización como la movilización popular más grande del siglo, “según me escribe el maestro alfabetizador insigne, profesor Orlando Pineda, uno de los grandes promotores y artífices de esa gesta heroica, que nos llena de orgullo a todos, frente a la ceguera y a la maldad, la verdad y el alma abierta que crece, que con alas va hacia el futuro”.

Alma buena, alma que representa nuestras convicciones, nuestros valores de cristianismo, de familia, de solidaridad, alma buena, con alas, así vamos, creando las nuevas victorias de este tiempo”, añade la Vicepresidenta compañera Rosario.

El profesor Pineda dice: Seguimos unidos, luchando por una Patria Libre, alfabetizada, ¡Puño en Alto y Libro Abierto! Así vamos con orgullo inmenso los alfabetizadores, así vamos”, subrayó.

Ahora que aprendemos con esto, crecemos viendo el futuro, crecemos fortalecidos en trabajo y paz, crecemos en valores, en identidad, en cultura. Forjamos futuro de paz y bien, de verdades, la verdad que nos hace libre, esas verdades que todos los días alumbran, iluminan como sol que no declina este pueblo heroico pueblo noble, decidido, íntegro trabajador, este pueblo nuestro, orgullo nacional, porque como pueblo de Dios somos orgullo y patrimonio nuestro de nosotros mismos, por buenos, por alma buena, por corazón en alto, y sobre todo porque creemos en Dios, en nosotros y en Nicaragua. Y vamos adelante”.

En este sentido la Compañera Rosario destacó que la verdad derrumba las mentiras, “el amor que construye frente a la destrucción, frente al odio que nos destruye a todos, y luego estar con los pies bien puestos en la tierra diciéndonos unos a otros, esta es nuestra Patria, esta es nuestra Tierra, aquí es donde nacimos, donde vivimos y donde creamos porvenir”.

No somos hijos de dominio de potencias imperiales…

Dejó claro que los nicaragüenses no somos hijos de dominio de potencias imperiales que han venido destruyendo al mundo a lo largo de los siglos “y más ahora con tanta arrogancia, con tanta negación, porque es negación lo que sentimos en la conducta de los imperios, de las potencias imperiales, negando a un mundo complejo, negando un mundo de alta conflictividad que ellos mismos vienen creando, negando un mundo en el hace falta tanta cooperación, tanto entendimiento, tanta solidaridad. Negación, negación, negación de sus responsabilidades ante esta comunidad planetaria, esta familia humana, y hasta el futuro”.

Señaló que nunca han aceptado tampoco sus responsabilidades por un pasado de genocidios, porque eso es lo que hemos conocido como familia humana, como seres humanos.

Y bueno, Dios abra los ojos de los que no quieren ver, porque el mundo solo puede salir adelante, la humanidad solo puede salir adelante viendo y creando verdades, comunicándonos, cooperando, entendiéndonos para protegernos como familia humana de la destrucción que nosotros mismos creamos, también como familia humana, como comunidad que de comunidad tiene muy poco porque no entienden, y sobre todas las potencias acostumbradas a dominar, a humillar”.

No entienden que este mundo es otro y que ya no pueden dominar o humillar como antes, como lo hicieron y que cada país, cada pueblo, tiene consciencia y que nos corresponde a cada país y a cada pueblo seguir nuestros caminos construir y desarrollar nuestros modelos sin voces arrogantes que nos quieran indicar el rumbo de su conveniencia, no de la nuestra”.

Dijo que hay unos cuantitos que se suman a esas voces, “pero bueno, sabemos que la verdad es eterna, las mentiras no avanzan, destruyen a los que mienten y se autodestruyen, se aniquilan también. Pueden hacer mucho daño como han hecho a lo largo de la historia, pero la verdad siempre, siempre resplandece”.

“Y en este país, esta Patria, en esta Nicaragua bendita, siempre libre, la verdad ha resplandecido, la verdad sigue resplandeciendo.

Cada casa una escuela…

Estamos viendo unas fotos hermosísimas de las muchachas y muchachos hacia el campo, hacia todas las comunidades, saliendo desde Managua cada casa, una escuela, todo el país una inmensa escuela, corazón en alto, así vamos adelante todas las familias de buena voluntad en una inmensa escuela aprendiendo, emprendiendo y prosperando, porque eso es Nicaragua hoy, una inmensa escuela donde florecen las verdades y donde se aniquilan, se autodestruyen las mentiras, caen por su propio peso y caen también por su propio peso las voces disonantes que quieren seguirnos viendo como colonias”.

Reiteró que no somos colonia de nadie y no somos tampoco siervos ni esclavos de nadie, esa es la verdad. “Aquí estamos viéndonos a los ojos con orgullo, con dignidad y con corazón en alto”.

Algunos no conocen la realidad…

Señaló la Compañera Rosario Murillo que algunos no conocen la realidad de quienes luchan de sol a sol para vencer la pobreza con los respaldos de un gobierno solidario, de cristianismo, de familia, de opción preferencial por los pobres.

Esa es la tarea de un gobierno en países como el nuestro. La opción preferencial por los pobres para salir de la pobreza, para vivir con dignidad, como seres humanos como merecemos, para ser reconocidos en nuestros talentos, en nuestras capacidades, en nuestra inteligencia, para no ser nunca más humillados por esas voces y esos talentos imperiales que creen que se dejan oír, pero no, el amor es más fuerte que el odio, y con amor, todo podemos y todo vencemos y con compromiso desde el amor, desde la fe, con el compromiso de estar unidos siempre, paso a paso, hombro a hombro, mano con mano, construyendo un porvenir distinto, un porvenir que va dejando atrás, así como dejamos atrás el odio, como queremos dejar el odio, que vaya también dejando atrás la pobreza que es odio, es pecado capital, promover que se arrebaten los bienes a las personas, a las familias, a los pueblos, que se arrebate lo que les pertenece, quedando en manos y poquísimas manos que ya sabemos para qué se atreven a apoderarse de lo que no les pertenece. Ya lo sabemos”.

Pero bueno, en este mundo estamos, un mundo de lucha, un mundo de entereza, de nobleza, un mundo, así es que queremos construir, gente noble, con entereza, con nobleza, gente noble, con entereza y valentía que va adelante y que sabe ver las luces en el camino”.

Informó que la tarde de este 23 de marzo se realizará un acto conmemorando el 41 aniversario de esa histórica batalla contra el analfabetismo.

Después de la oscurana neoliberal…

Y recordemos cómo recibimos Nicaragua después del triunfo de la Revolución, cómo dejamos Nicaragua alfabetizada y cómo la volvimos a recibir después de la oscurana neoliberal. Otra vez para atrás los indicadores porque ahí no hay ni sensibilidad, ni compromiso con la lucha por la dignidad de todos los seres, al contrario, siempre está el acaparamiento, el egoísmo, la exclusión, la discriminación como agenda de los que se creen pudientes, pero no es el dinero el que da poder, el poder está en el alma de los pueblos y los pueblos tenemos derecho a usar nuestros recursos para cambiar la vida, para bien, para mejor”, finalizó.