Guevara destacó que los lineamientos del nuevo Programa Económico Financiero y el Plan Nacional de Desarrollo Humano, serán compartidos con el FMI durante la misión de revisión del artículo IV a principios de Mayo próximo.

Dijo que Nicaragua ya está desarrollando reuniones con distintas instituciones (Banco Central, Ministerio de Hacienda, Presidencia de la República y otras) que tienen que ver los programas sociales que tienen impactos relevantes en la reducción de la pobreza.

“El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega ya orientó desde hace algunos días, la preparación de este nuevo programa económico y financiero 2012-2016 y la actualización del Plan Nacional de Desarrollo Humano (…) creemos que en 45 días podríamos estar teniendo un resultado importante de esta gestión”, citó Guevara.

Adelantó que este programa va a continuar priorizando la política social como estrategia para el combate a la extrema pobreza, el aumento del empleo y reducir la desigualdad.

“Todo el debate está alrededor de cómo nosotros logramos concentrar todas las acciones y políticas en función de esta gran ruta gruesa que hay que ir construyendo y alcanzado si es que queremos una mejor Nicaragua”.

Dice que este programa también contendrá los nuevos lineamientos de las políticas energéticas, productivas, alimentarias y de seguridad ciudadana.

Detalles de lo conversado

Guevara sostuvo un conversatorio con el representante del Fondo Monetario Internacional en Nicaragua, Gabriel Di Bella, en el que plantearon la agenda conjunta de actividades, en la que destaca la negociación de un nuevo programa económico.

Durante el dialogo realizado en el auditorio del Banco Central de Nicaragua, Di Bella reiteró sus elogios al buen cumplimiento del programa Servicio de Crédito Ampliado 2007-2011, que el Gabinete Económico Sandinista diseñó para reducir la pobreza extrema y mantener estable el sistema macroeconómico del país.

En junio próximo se espera que el FMI emita una evaluación final del programa SCA, el cual Nicaragua sobrecumplió las expectativas, de acuerdo a lo declarado por Di Bella. En este mes de junio se podrá iniciar negociaciones para un nuevo programa del SCA entre el ente y el gobierno sandinista.

En el encuentro abordaron los procedimientos para la evaluación del llamado Artículo IV, que consiste en un diagnóstico económico que realiza el FMI a sus países miembros. Di Bella explicó que esta evaluación revelará un análisis de los retos y oportunidades que enfrenta la economía nicaragüense.

El artículo 4 no es más que una arista del acuerdo constitutivo del FMI, al cual los países miembros se comprometen a mantener un crecimiento económico ordenado, asegurar una tasa de inflación baja, no implementar políticas cambiarias injustas y proporcionar información para que el ente financiero realice un monitoreo de la economía.

Aseveró que el FMI quiere dialogar con Nicaragua en la próxima misión, las políticas monetarias y fiscales a mediano plazo y entender “los cuellos de botella para (que siga) el crecimiento económico de Nicaragua”.

Guevara destacó el buen desempeño de la economía nicaragüense en los últimos cinco años, subrayando que el 2011 se cerró con un crecimiento económico de 4.7 y la inflación fue ligeramente inferior al 8 por ciento.

“Es importante observar el superávit después de donaciones que presenta el Gobierno Central, que es de 0.6 por ciento, demostrando la consistencia de las políticas que se han estado implementando”, destacó Guevara.

Recordó que Nicaragua cerró el 2011 con reservas internacional de mil 900 millones de dólares, cifra record “de tal manera que esta evolución positiva permitió que Nicaragua finalizara con éxito la séptima y última revisión del programa económico acordado con el FMI”.

Di Bella comentó que el FMI está contento con la evolución de la economía nicaragüense, sobre todo porque este organismo había calculado un crecimiento menor  al 4.7 por ciento.

Dijo que el FMI en su cálculo fue conservador en vista de los problemas que enfrentaba y enfrenta la economía norteamericana, el incremento del precio del petróleo y las consecuencias que podría traer el invierno a la producción de alimentos.

“El hecho que la economía haya crecido un 4.7 por ciento, como usted señala, ha sido una excelente noticia, significa que Nicaragua logró despegarse el año pasado de estos factores, que podrían haber incidido negativamente”.

Di Bella reconoció que la economía nicaragüense tuvo tan buenos resultados, que las reservas internacionales superaron las expectativas pronosticadas por el FMI y el desempeño tributario “fue aún mejor” de lo acordado entre el gobierno y el organismo. También reconoció que el sistema financiero nacional sigue consolidándose.

Sobre la evaluación final del programa 2007-2011 Di Bella, dijo que el objetivo del análisis es mejorar la implementación y efectividad de cualquier acuerdo futuro, para que el diseño de otro eventual programa sea mejor. Guevara dijo que Nicaragua participará en cada uno de los encuentros con el directorio del FMI a celebrarse en las próximas semanas.

Guevara destacó que la relación entre el FMI y el Gobierno es cercana, consistente y solida, orientada a resultados positivos.