Un Foro Nacional de Parteras fue desarrollado por el Ministerio de Salud en Managua este martes, en la que participaron mujeres que practican esta labor en Nicaragua.

La ministra Asesora para temas de Salud, Sonia Castro, explicó que el papel de estas mujeres ha sido importante y por eso se les ha abierto la opción a dar propuestas, pero principalmente para darles el reconocimiento merecido.

Ayer la Compañera Rosario hablaba de las casas maternas, cómo las casas maternas son luz de esperanza, son esperanza de vida, protección a la vida, y cuando habla de casas maternas también habla de las parteras, porque para que nosotros tengamos más de 60 mil ingresos en un año de mujeres ¿Quién nos garantiza en las comunidades que esas mujeres lleguen a las casas maternas? Las parteras y los parteros”, destacó.

El doctor Enrique Beteta, viceministro de salud, precisó que el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo orientaron tener este tipo de encuentros con el actor por excelencia con experiencia ancestral.

Las parteras existen desde infinidades de tiempo y en nuestras comunidades, en nuestro sectores, en nuestros caseríos son ellas las que resuelven las dificultades de las mujeres embarazadas, tienen un saber ancestral importante. Son las sabias de la comunidad, porque hay algunas que también son brigadistas, pueden atender a cualquier paciente y están siempre dispuestas”, aseguró.

Beteta precisó que en el país se han venido capacitando parteras para tener mayor capacidad de respuesta y lo que ha conseguido también disminuir la mortalidad materna.

Trinidad Ramírez, una de las parteras manifestó que ha sido solo con el Gobierno sandinista que han optado a capacitaciones. “En los otros gobiernos nosotros no éramos tomadas en cuenta en nada, por eso yo le digo a los jóvenes y a las jóvenes, que si van a votar, que sea en la Casilla 2, porque ese es nuestro Gobierno el que mira por los pobres”

Zeneyda González, de Teustepe, Boaco, resaltó la experiencia de su labor en la comunidad en la que ha asistido una gran cantidad de partos.

No es para cualquiera, así me dicen a mí. Ya eso es cosa de Dios, porque yo no sé como aprendí yo y viera el gentío que llega a mi casa. Desde las comarcas llega de madrugada a estar ‘tronándome’ la puerta”, aseguró.

parteras