Con el fin de cortar la cadena epidemiológica del mosquito transmisor del dengue, Aedes aegypti, el Ministerio de Salud (Minsa) en conjunto el Ejército de Nicaragua, la Policía Nacional y la población organizada en los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, desarrollaron este lunes una jornada de abatización y eliminación de criaderos de mosquitos en 723 viviendas de cinco barrios del Distrito VII de Managua.

“Sabemos que tenemos una lucha constante contra el mosquito Aedes aegypti y en este momento nos disponemos a hacer un control de foco ampliado, lo que significa visitar 723 viviendas en más de cinco barrios acompañados de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR), los compañeros de la Policía, los Gabinetes de Familia, Comunidad y Vida que está integrándose en esta actividad específicamente para eliminar criaderos”, expresó la doctora Ligia Aragón, directora de Epidemiología del SILAIS-Managua.

Aragón explicó que lo importante de esta jornada es hacer conciencia y llevarle el mensaje a la población de eliminación y destrucción de criaderos en sus casas para que no haya lugar donde le mosquito ponga los huevos y de esa manera ir acabando con la epidemia.

El Teniente Coronel Douglas López, de la dirección de Asuntos Civiles del Ejército de Nicaragua, detalló que el cuerpo castrense está participando en esta jornada con 30 efectivos de la UHR, reafirmando y demostrando que el Ejército de Nicaragua es el ejército de su pueblo dispuesto a apoyar en momentos difíciles como la lucha para frenar el avance de esa epidemia mortal como lo es el dengue.

“Hasta el momento hemos logrado abatizar cerca de 2 mil viviendas en Villa Reconciliación Norte y Monseñor Lezcano y vamos a estar acompañando este esfuerzo en común, este fuerzo conjunto que tiene que ser desde las casas, porque en la medida que la gente mantenga limpias sus casas, que abra las puertas para que este contingente mixto pueda frenar esa mortal enfermedad”, agregó López.

Por su parte el Comisionado Martin Solórzano, jefe policial del Distrito VII de Managua, aseguró que al unirse a la lucha contra el dengue en el distrito también están contribuyendo a garantizar la seguridad de la ciudadanía, por lo cual los instan a tomar medidas de higiene para efecto de evitar que el dengue se propague.

“Tenemos un caso positivo en Villa Flor Norte, lo que está motivando esta movilización en la que estamos combinando tres elementos importantes que es el Plan Calache, que significa terminar con todos los criaderos del mosquito, la abatización y la fumigación para eliminar el zancudo adulto y así evitar la propagación del dengue en nuestras comunidades”, comentó José Espinoza, coordinador del Gabinete de la Familia, Comunidad y Vida del Distrito VII.

Doña Edna Urbina valoró de muy importante y efectivo el trabajo que están desarrollando las instituciones y la población de cara a combatir el dengue, principalmente porque están visitando cada una de las casas para encontrar los focos de criaderos y de esa manera eliminarlos, por el bien y la salud de las familias nicaragüenses, especialmente de los niños.

“Me parece bien porque realmente se han visto muchos casos de dengue últimamente y es bueno que recorran los barrios y estén llamando a las familias a participar limpiando sus casas, dejando que entren a abatizar los recipientes con agua y que acaten las recomendaciones de los brigadistas”, dijo Pedro González.