En saludo al 34/19 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, en un acto oficial se hizo entrega de viviendas modelos progresivos para los pobladores del Reparto Paz y Reconciliación del municipio de Quezalguaque, en el departamento de León, donde 18 familias cuentan ahora con una vivienda digna gracias al Gobierno Sandinista de esa municipalidad, con el apoyo del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR).

En ese acto se entregaron 18 casas, restituyendo derechos de habitar en condiciones dignas a igual número de familias. Asimismo, se convirtieron en protagonistas y emplearon el modelo de responsabilidad compartida, participando directamente en la construcción de sus nuevos espacios habitacionales.

Cada una de estas obras está valorada en más de 3,000 dólares y fueron edificadas de manera urgente, debido a la temporada lluviosa en el país.

Para Berthilda del Carmen Pacheco Arauz, es grande el agradecimiento por su nueva casa, con la que - según dijo- le han dado lo que nunca la había tenido y no esperaba tener. “Me siento muy feliz ya que tengo un techo digno y propio que puedo decir que es mío. Ahorita yo voy a habitar esta casa con 3 personas que son mi compañero, mi hijo y yo. Esto me vino a beneficiar en los tiempos más duro por la situación económica, además tengo el compromiso de cuidar lo que tengo y mantenerla siempre limpia, seguir luchando para que mi comunidad siga limpia y pedirle a Dios que nos de salud para continuar adelante”, expresó Pacheco.

Verónica Morales Martínez, también protagonista de la restitución de derechos, señaló sentirse correspondida. “Le agradezco al Presidente Daniel Ortega, también a la municipalidad por haberme tomado en cuenta con esta vivienda digna con nuestra familia. Si antes vivíamos mal, ahora vamos a vivir bien, siempre seguiré adelante para que todos los que no han recibido un beneficio lo sean más adelante, también cuidar mi casita”, señaló Martínez.

“Para ser sincera me siento muy contenta y alegre porque podemos decir que tenemos una casa propia y digna para poderla gozar, esta casita me vino a beneficiar bastante porque se viene el invierno y uno se moja, ahora podemos decir que nuestro va a ser feliz, tenemos que seguir luchando para mantener esa casita segura porque son nuestras”, dijo Ana Rodríguez.

En el municipio, se han entregado hasta la fecha 237. A nivel departamental son alrededor de 3,400 viviendas nuevas y mejoradas, reveló la Judith Silva, Presidenta Ejecutiva del Instituto de la Vivienda.

De esa misma manera muchas mujeres que participaron en la construcción de sus casas fueron certificadas por el Instituto Nacional Tecnológico (INATEC). Ahora ellas pueden laborar en cualquier lugar de Nicaragua, con lo cual, se restituye su derecho a la educación y adquieren nuevas habilidades para conseguir un trabajo digno.