Al son de bandas musicales y consignas en contra del consumo de drogas y del crimen organizado miles de rivenses, de los diez municipios marcharon por las calles de la ciudad.

La movilización partió del reconocido Barrio Pedro Joaquín Chamorro y se enrumbó con la participación de estudiantes, maestros, trabajadores, ejército, policía y demás sectores hacia la Plaza Parque Carlos Fonseca Amador.

Al finalizar el recorrido, la juventud rivense ratificó su compromiso de seguir luchando por erradicar el flagelo de las drogas y el crimen organizado.

En nombre de la juventud sandinista 19 de julio, Denis Ramos, del municipio de Rivas, dio lectura a la proclama que hace efectivo el compromiso de la juventud por mantenerse alejada de los vicios y seguir forjando valores en beneficio de su calidad de vida.

“En nombre de la juventud revolucionaria queremos trasladar nuestro compromiso de trabajar por hacer realidad una Nicaragua libre de drogas, soñándola grande como Rubén, libre como Sandino”, expresó Ramos acompañado de decenas de jóvenes dirigentes de la JS19J del departamento.
La participación de la juventud rivense se hizo notar en la multitudinaria marcha. Con ello, se demostró que los jóvenes rivenses quieren vivir libres de drogas. Así lo valoró el Comisionado Javier Chávez, Segundo Jefe de la Policía Departamental en Rivas, quien manifestó que:

“Es notorio como el pueblo, las instituciones del gobierno, los jóvenes sobre todo hoy se están expresando en contra de estos males que afectan nuestra sociedad. Eso nos anima a nosotros a hacer nuestro trabajo con mucho más esmero. Vemos que estamos unidos en esta causa, que es eliminar las drogas de nuestra sociedad”.

Chávez, aprovechó para hacer un llamado a los jóvenes que son víctimas de la adicción a las drogas, para que reflexionen sobre lo perjudicial que es consumir las sustancias ilegales. Recordó que las drogas no solamente afectan al adicto, sino que perturban la paz de las familias, sino que también a la ciudadanía en general.

“Estamos hoy en esta marcha no solo levantando nuestra voz contra los expendedores, sino que además nos estamos solidarizando con los jóvenes que están en riesgo y con los jóvenes adictos”, manifestó Idalina Rodríguez, joven marchista se sumó al llamado en contra del consumo de drogas.

Por su parte, Alexander Cardoza, delegado departamental de los gabinetes de la familia, comunidad y vida catalogó como exitosa la marcha.
“Aquí está nuestro pueblo caminando, más de cinco mil hermanos rivenses, expresando lo que queremos, una sociedad con valores, en paz, libre de drogas. Nos hemos quedado sorprendidos de cómo la gente se ha movilizado, sin duda la actividad ha sido todo un éxito”, declaró el dirigente.

También llamó a los jóvenes adictos a acercarse a Dios

“Es necesario que los jóvenes que consumen drogas sean más creyentes de Dios, que busquen el encuentro con Jesús y de esa manera logren reencontrarse con la familia. La juventud pueden prepararse técnica y profesionalmente, hay que integrarse a las actividades deportivas y culturales, todavía pueden cultivar valores, todavía hay tiempo”, enfatizó Alexander.

El sureño territorio rivense, debido a su posición geográfica, constituye una de las zonas más vulnerables al narcotráfico y al crimen organizado. Según fuentes policiales el istmo es usado como "estación de servicio" y los narcotraficantes pagan con drogas el apoyo logístico en su ruta de sur a norte.

Para enfrentar esta realidad y cumpliendo con las orientaciones del Presidente Daniel Ortega, la policía continuará junto a los gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida realizando charlas en los barrios y escuelas para informar sobre el peligro que representan las drogas en la juventud y pedir a la población que colabore para la erradicación de los expendios.