Cientos de Profesores y Profesoras de todo el país fueron homenajeados por celebrarse el día del maestro y maestra nicaragüense. En Jinotepe fueron homenajeados en un alegre acto promovido por la Alcaldía del Poder Ciudadano, la dirigencia política del FSLN, la Federación de Estudiantes de Secundaria, FES y la Delegación Municipal del Ministerio de Educación, en celebración del “Día del Maestro Nicaragüense”.

El Padre Neguib Eslaquit, Párroco del Municipio de Dolores, oró a Dios implorando abundantes bendiciones sobre el sector magisterial, a quienes les reconoció como los sujetos activos “que nos enseñan los valores que nos ayudan a vivir sanamente en la sociedad”.

“Hoy estamos celebrando anticipado el Día del Maestro Nicaragüense, recordamos al Profesor Enmanuel Mongalo, Héroe Nacional, quien el 29 de junio de 1855 desalojó a los filibusteros que querían apoderarse de la ciudad de Rivas, sobre todo recordamos su gran labor heroica, su labor como maestro. Este gobierno se ha encargado también de restituirles muchos derechos a los maestros, que Dios bendiga a los maestros y les siga dando sabiduría para que ese saber lo continúen compartiendo con los niños, jóvenes y adultos de toda nuestra Patria”, manifestó Eslaquit.

La Alcaldesa del Poder Ciudadano de Jinotepe también exaltó la labor docente durante su intervención, a quienes les agradeció por dedicar su vida completa a la enseñanza.

“Gracias a nuestros queridos maestros, padres y madres para nosotros, quienes nos enseñaron las primeras letras con amor. Gracias a los maestros por hacernos grandes hombres y mujeres, gracias a la enseñanza de nuestros profesores hoy nosotros no podríamos ayudar a nuestras poblaciones. Jinotepe es cuna de los mejores estudiantes y sobre todo de los mejores maestros de Nicaragua. Se les ha reconocido derechos a nuestros maestros y estudiantes con el bono solidario, con la merienda escolar, con casas de habitación a quienes los necesitaban”, detalló.

“Este es el desarrollo que estamos viviendo con este buen gobierno, con el diplomado en el cual estamos aprendiendo grandes cosas para prepararnos ante nuevos retos, ante todo el desarrollo que se nos viene, por eso, el esfuerzo de este gobierno de capacitarlos en temas educativos, de ayudarles y nunca dejarlos solos. Estamos orgullosos y orgullosas de nuestros maestros y maestras por ser los mejores, por enseñarles a nuestros niños y niñas. El gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario por eso tiene como prioridad la educación, dándoles acompañamiento a las escuelas, a los maestros para que siempre sigamos adelante venciendo las barreras de la ignorancia”, finalizó la edil jinotepina.

Los maestros y maestras asistentes también se mostraron contentos y agradecidos con el Gobierno del Poder Ciudadano por promover esta celebración donde se les estimula y enaltece su labor.

“Qué bueno que se acuerden de nosotros los profesores, que desgastamos nuestras vidas en las aulas de clases, nosotros que nos consagramos de lleno a nuestros estudiantes, quienes muchos de ellos hoy los vemos hechos unos profesionales que aportan a la sociedad. Este gobierno sandinista nos ha restituido muchos derechos que los liberales nos habían violado, por eso en el Día del Maestro Nicaragüense tenemos mucho que celebrar”, dijo la Profesora Margarita Gutiérrez.

En la actividad, los maestros y maestras recibieron premios y estímulos, a la vez disfrutaron de rifas, bailes, revista cultural y una alegre fiesta danzante, amenizada por el Grupo Costa Azul, mientras disfrutaban de una suculenta cena por parte de la Alcaldía del Poder Ciudadano.

En León reconocen el esfuerzo amoroso y paciente de los educadores

Asimismo, a los profesores del departamento de León, en saludo al día de los maestros, se celebró un acto en el Instituto Nacional de Occidente (INO), en donde fueron homenajeados por la ardua labor que ejercen cada día al enseñar a niños y a niñas con amor y paciencia.
Como parte de las actividades se les entregó un certificado los largos años que tienen dedicados a la enseñanza.

Agustina Arvizu, Profesora de Primaria, afirmó que: “Este es un acto precioso, porque nos están atendiendo de maravilla y me acaban de dar un diploma que consiste en mis 30 años de entrega a la docencia, jamás he pensado en dejar de ser maestra y lo seré hasta que me jubile, ya que tengo otros títulos pero me encanta el magisterio, la verdad es que yo tengo un problema en la garganta de tanto dar clases pero no dejaré la escuela”.

Lucia Miranda, Pedagoga de Educación Inicial, aseguró por su parte que esa fue una actividad llena de alegría, fervor y que quizá en otros años esa misma festividad ha sido buena, pero que esta vez es muy relevante.

“La verdad es que esto ha sido muy arduo y mi condición de maestra es de vocación asimismo, lo he demostrado en mis 28 años de ser profesora, nunca he renunciado, siempre voy con amor y entusiasmo a mi aula de clases, el maestro cuando ve al estudiante formado siente un gran satisfacción porque yo creo que solo una madre lo puede sentir de igual manera, ese amor es comparado al de una maestra”, aseguró Miranda.