A pesar de lo insignificante que parezcan, una llanta vieja, una simple tapa de gaseosa, un vaso descartable tirado en cualquier rincón e incluso una bolsa de chiverías, podrían costarle la vida a usted y su familia.

Las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) advierten que todos aquellos recipientes que acumulen agua sin la correspondiente supervisión de los pobladores son potenciales criaderos del mosquito transmisor del dengue, una enfermedad que hasta la fecha ha provocado la muerte de 4 personas e infectado a más de 1 mil 500.

El barrio Carlos Marx de la capital es un claro ejemplo de lo complejo de la lucha contra el dengue. Allí durante una inspección el Sistema Local de Atención en Salud (Silais-Managua) detectó larvas del mosquito en algunas viviendas donde la acumulación de calaches no parecía significar mayor problema.

Ante ello los pobladores dijeron estar conscientes de la situación y por lo tanto se mostraron dispuestos a reemprender la limpieza de sus hogares para eliminar todos aquellos recipientes o utensilios donde el mosquito puede depositar sus huevos.

“Vamos a seguir las instrucciones que da el Minsa y también de los que andan abatizando para que la enfermedad del dengue no nos afecte”, dijo el señor José Tomás Cáceres

“Lo que no me sirve, va de viaje”

Igual se expresó el poblador Julián Duarte Lacayo, quien inmediatamente se puso a eliminar todos aquellos recipientes inútiles que estaban acumulados en su vivienda.

“Lo que no me sirve, va de viaje”, indicó Duarte.

Duarte indicó que si bien los pobladores deben de poner de su parte para eliminar los criaderos, también las autoridades municipales deben reforzar el sistema de recolección de basura llevándose todo aquello que los ciudadanos consideren ya no les son útiles.

En una gotita de agua se reproduce el mosquito

Rosa María Camacho, entomóloga del Minsa, indicó que la larva del mosquito se reproduce en las aguas limpias en cualquier tipo de depósitos por pequeños que estos sean.

“En una gotita de agua, allí el sancudo pone su criadero”, afirmó Camacho durante la inspección en las viviendas del barrio Carlos Marx.

La doctora Ligia Aragón, directora de Epidemiología del Silais-Managua, explicó que el ciclo de vida del dengue comienza cuando la hembra del mosquito deposita sus huevos, de donde luego pasa en pocos días a larva, a pupa y finalmente a mosquito. Para interrumpir todo este ciclo la doctora insistió en cepillar pilas y barriles así como también eliminar los recipientes que no nos sirvan.

Señaló la importancia de que la gente no bote el abate, ya que esta es una protección en contra de la enfermedad.

La doctora Aragón manifestó que el mosquito pica por lo general en horas del día y que descansa en horas de la noche.