Como parte de la Campaña Nacional “Mi vida sin drogas, paz y porvenir” el Ministerio de Gobernación desde la Academia Nacional de Bomberos realizó un conversatorio con más de 20 jóvenes que forman parte del curso de inducción para bomberos, con quienes se abordó las consecuencias del consumo de drogas, a fin de crear conciencia y formar a los aspirantes de manera integral.

La doctora Jenny López, enfatizó que es prioridad del gobierno fortalecer los conocimientos de los aspirantes a bomberos para que ellos cuenten con un manejo de las afectaciones que ocasionan las sustancias prohibidas en el organismo y actuar de las personas.

“Estamos brindándoles herramientas para que ellos apoyen a todas aquellas personas que están sumergidas en el consumo de drogas, además, que ellos sean reproductores de conocimiento en sus hogares, comunidades y dentro de la institución a la cual van a pertenecer una vez finalizado el curso de inducción”, señaló.

Por su parte, el comandante Daniel Vado, director de la Academia Nacional de Bomberos enfatizó que el proceso de formación de los nuevos bomberos cuenta con aspectos que fortalecen su integridad.

“Es importante llevar el tema de la prevención de las drogas a bomberos de nuevo ingreso, de tal manera que ellos conozcan los daños que ocasionan las drogas en las familias, la sociedad y el país en general, nuestro gobierno se interesa por formar compañeros con valores, principios, disciplina para que Nicaragua cuente con una sociedad y cultura preventiva ante el consumo de drogas”, finalizó.