Según la compañía japonesa, la EOS Rebel SL1 cuenta con una resolución de 18 megapíxeles y permitirá capturar imágenes de gran calidad gracias a su procesador de alto rendimiento.

Canon ha lanzado lo que considera “la cámara más liviana y pequeña del mundo”, la EOS Rebel SL1. Según la compañía japonesa, su procesador de imagen DIGIC 5 permitirá al usuario capturar imágenes en movimiento más fácilmente.

La cámara, que ya está a la venta por aproximadamente 800 dólares, incluye un sistema mejorado de enfoque automático (AF) de nueve puntos que, conforme sus representantes, asegura un enfoque rápido y nítido, al igual que una velocidad de AF más eficiente respecto a los modelos EOS anteriores. El nuevo sensor CMOS ofrecería un área de toma más amplia durante la captura de fotografías o video.
Su lente EF-S de 18-55 mm f/ 5-5.6 IS STM capta imágenes en Full HD con una gran gama de posibilidades de grabación. A su vez, la pantalla táctil LCD Clear View II de 3 pulgadas permite al usuario hacer zoom, configurar la cámara, cambiar, desechar y editar imágenes de manera más sencilla.

En cuanto a funcionalidad, la EOS Rebel SL1 cuenta con un modo “autodiscernidor de escenas” que detecta rostros, colores, brillo, movimiento, contraste y la distancia, entre otros factores, para ajustar automáticamente la configuración.