Los niños que visitaron este sábado la sorbetería La Hormiguita de Oro, participaron de una divertida dinámica en la cual aprendieron a decorar cupcakes con merengue y otro tipo de elementos.

Fue una dinámica para el entretenimiento de los mimados de la revolución, pero también, para despertar la creatividad de los infantes.

Nora Sánchez, egresada de la escuela nacional de hotelería, explicó que se trata del inicio para aquellos que gustan de la pastelería.

Ellos aprenden a utilizar diferentes herramientas de la pastelería y ellos van desarrollando, a parte de la creatividad, diferentes maneras de cómo hacer pasteles. Los niños pueden involucrarse”, dijo. 

De esta manera, pueden ir realizando tareas con las que incluso más adelante, tengan herramientas en su futuro que les permita pensar sobre la adquisición de un nuevo oficio. 

“Tal vez ellos puedan no solamente aprender un oficio. También se les estimula la innovación, también la capacidad, y el desarrollo de diferentes capacidades para poder ejercer en un futuro”, comentó.

La Hormiguita de Oro es uno de los espacios creados por el Gobierno Sandinista para enriquecer la Avenida De Bolívar a Chávez, uno de los espacios turísticos más importantes de Managua, y en los que la familia puede recrearse sanamente sin la necesidad de gastar grandes cantidades de dinero.