El laboratorio Sanofi SA comenzó a producir su vacuna experimental contra el dengue, la más avanzada que existe para combatir la enfermedad tropical, en una medida para mantener el liderazgo sobre sus competidores de cara al posible lanzamiento del producto en 2015.

La condición transmitida por mosquitos es una amenaza para casi 3 millones de personas y es provocada por cuatro tipos de virus, ninguno de los cuales confiere inmunidad para los otros.

Guillaume Leroy, que dirige el proyecto de la vacuna contra el dengue de Sanofi Pasteur, la unidad de inmunizaciones del grupo francés, dijo a periodistas que la empresa podría proveer 100 millones de dosis anuales. Sanofi Pasteur, que ha estado trabajando en el proyecto por más de 20 años, ha iniciado la producción mientras espera la autorización de los reguladores, con el fin de asegurarse de ser el primer laboratorio en lanzar este tipo de vacuna.

Otras compañías también están trabajando en inmunizaciones contra el dengue, pero el producto de Sanofi los aventaja por varios años. "El tiempo de producción es bastante largo, lleva dos años producir esta vacuna", dijo Anthony Quin, quien dirige la fábrica de Sanofi Pasteur en Neuville-sur-Saone, al este de Francia, donde el grupo ha invertido 300 millones de euros .

El dengue es la enfermedad tropical de más rápida expansion en el mundo y representa una "amenaza pandémica". Infecta a alrededor de 50 millones de personas en todos los continentes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Datos difundidos el año pasado de una prueba realizada en Tailandia mostraron que la vacuna de Sanofi no lograba proteger contra un tipo de virus del dengue, aunque confirmó por primera vez que era posible desarrollar una inmunización segura contra esta enfermedad.

Hacer una vacuna que contenga las cuatro cepas diferentes del virus del dengue puede generar resultados insatisfactorios, lo que destaca la complejidad de una enfermedad para la que los científicos han estado tratando de crear una inmunización durante más de 70 años. No obstante, Sanofi dijo que esperaría los datos de dos ensayos en estadio final para tener una idea más acabada sobre la efectividad del producto.

Alrededor de 45,000 personas en América Latina y Asia han participado de las pruebas, cuyos resultados estarían disponibles a fin de este año y comienzos del 2014.