El Ministerio de Salud (MINSA), el Ejército, la Policía Nacional, la Promotoría Solidaria y los Gabinetes de la Familia, la Salud y la Vida están trabajando en una lucha frontal en los barrios por reducir rápidamente la incidencia del dengue y otras enfermedades como la leptospirosis y la influenza, propias de la temporada de invierno en nuestro país.

Esa decisión expresada y orientada por el presidente Daniel Ortega y por la compañera Rosario Murillo, se refleja en la actividad desarrollada en los barrios por personal del MINSA y otras instituciones del Estado y de las distintas organizaciones populares que se dieron a la tarea de abatizar, fumigar y explicar la importancia de luchar contra las principales enfermedades que están atacando a las familias nicaragüenses.

En el barrio Venezuela, Alfonso Largaespada, cuya casa estaba cubierta por una nube salida de la bomba de fumigar de un trabajador del MINSA, manifestó que es bueno que el Ministerio de Salud envíe a ayudar a destruir los criaderos de zancudos para evitar los posibles brotes de dengue.

En ese sentido dijo “todas las familias deben colaborar con las brigadas que andan echando abate y fumigando porque hay que proteger la familia, a los chavalos para que no se enfermen y no corran peligro de morir”.

Entre tanto Israel Gómez afirmó que es una buena actividad la que están haciendo, los estábamos llamando con la mente porque se ha desatado un zancudero que no es jugando que no deja dormir y que puede enfermar a miembros de la familia, pero con la con la fumigación y abatización se está protegiendo a la población.

Protección a las familias

La compañera Nora Jiménez manifestó “esta bueno esta tarea que andan realizando los del MINSA, de la Policía y del Ejército porque así corren menos peligro de enfermarse los niños en esta temporada por la enorme cantidad de zancudos”.

Fernando Ramírez por su lado consideró que “lo que está haciendo el gobierno con la fumigación y abatización es para proteger a la población, principalmente a los niños y ancianos de la epidemia de dengue que se ha desatado, por lo que hay que buscar como erradicarla.

Entre tanto en Villa Reconciliación, otro de los barrios donde se desplegó el personal de gobierno, la compañera Irma Escobar Mendoza dijo que es muy importante que se esté abatizando y fumigando, dado que en el barrio ha habido bastantes personas enfermas con fiebre, calenturas e incluso diarreas.

Llama a familias a participar en lucha contra epidemias

Entre tanto Gabriela Mora señaló que es importante la limpieza, fumigación y abatización, en la que están abocadas diversas instituciones del Estado porque se hace necesario eliminar los criaderos del mosquito y en ese sentido añadió que es muy importante la participación de las familias para limpiar sus casas y evitar los criaderos de mosquitos.

Meiling Quezada, coordinadora del sector 6 de Villa Reconciliación explicó que con la limpieza, abatización y fumigación se ayudando a controlar las epidemias y que las familias puedan evitar enfermedades que pueden resultar graves para niños, ancianos y mujeres.

Por su lado Carlos Colomer de la Unidad Humanitaria de Rescate del Ejército Nacional manifestó que como organización surgida del pueblo, los miembros del Ejército no solo apoyan las labores de rescate, sino también la de lucha contra las enfermedades, en este caso contra el dengue, la lepstospirosis y la influenza.