Las diferentes facciones que dicen practicar el liberalismo político del ex presidente José Santos Zelaya, en lo único que coincidieron este 11 de Julio, es en depositar por separado una ofrenda floral en la tumba del promotor de la revolución liberal, pues ideológicamente están más divididos que nunca y eso quedó patentizado en las declaraciones que brindaron algunas personeros de estos minigrupos.

Desde las 8 hasta las 10 de la mañana, los políticos de estos reducidos grupos de la Derecha criolla, desfilaron por la tumba de Zelaya que se ubica en el Panteón Nacional San Pedro en Managua, para depositar ofrendas florales y de paso para despotricarse entre ellos mismos. Este 11 de julio se conmemora 120 años de la revolución liberal.

El primero en llegar al Cementerio San Pedro con una comitiva fue el ex presidente Arnoldo Alemán junto a su esposa María Fernanda Flores, quien en un acto de poca cortesía ordenó retirar de la tumba de Zelaya una ofrenda floral del diputado Wilfredo Navarro, quien se ha convertido en un duro crítico del ex mandatario y del grupito que le apoya.

Por culpa de Alemán no hay unidad

Alemán volvió a solicitarle a Eduardo Montealegre del PLI que se unan, sin embargo este grupo al parecer no quiere saber nada de los PLC, pues no han dado respuesta a una carta que enviaron los “rojos sin mancha” solicitando la unidad de las bancadas de concejales en los gobiernos municipales.

“Lo veo muy difícil porque para Alemán la gran familia liberal es la Gran Familia Alemán, prácticamente toda la familia ostenta cargos importantes en el PLC. Yo creo que debe haber una actitud más genuina y más honesta de Alemán para unir a la familia liberal”, dijo el diputado del PLI Alberto Lacayo, al responder cual era el principal obstáculo para la unidad de estos micropartidos.

Alemán habló en nombre de Zelaya y destacó que fue el impulsor de la línea ferroviaria, pero se negó a responder que precisamente los llamados liberales se encargaron de vender y destruir el ferrocarril en los años 90.

Insistió que el PLC es el único grupo que fomenta el liberalismo de Zelaya, incluso que son los únicos que lo celebran cada 11 de julio, mientras los otros grupos solamente se dedican a enviar flores.

Pero el diputado del PLC Wilfredo Navarro considera que Alemán y Montealegre están lejos de practicar el liberalismo nacionalista que en vida promovió Zelaya. Navarro que se distanció de su partido apenas logró el curul legislativo, acusó a la esposa de Arnoldo Alemán de practicar un odio visceral contra su persona y por eso ordenó retirar la ofrenda floral.

“Yo pienso que los que se quieren apoderar del general Zelaya y usarlo como instrumento político, no permiten, por lo menos yo no vengo en una acción política, yo vengo y los familiares del general saben que yo he escrito cienes de páginas sobre la historia de Zelaya sin ningún interés, no me lucro de Zelaya, nunca se acordaron de Zelaya y vienen una vez al año a dejar una ofrenda floral (al cementerio) y después se olvidan del legado de Zelaya y se olvida del pensamiento de Zelaya, de la familia de Zelaya y eso te demuestra que sigue el oportunismo político”, dijo Navarro al criticar a Alemán y Montealegre.

“Cuando el PLC era un partido de verdad teníamos una convenciones de verdad, ahora hemos bajado de un corral a un potrero y ahora en un parqueo”, citó Navarro para mofarse de la convención del PLC.

Convención en un parqueo

Durante la convención liberal del PLC que se realizó en el parqueo de la sede del partido en el barrio 3-80, los “convencionales” autorizaron una reforma a los estatutos, eliminando los requisitos para optar a cargos en las directivas distritales, comarcales, municipales y las nacionales.

Igualmente se ratificó a María Haydee Osuna como Presidenta del Comité Ejecutivo Nacional, mientras a la esposa de Arnoldo Alemán, la nombraron segundo vicepresidente, en una muestra que el PLC sigue en las manos del ex mandatario y de su familia, tal y como lo aseguran sus detractores.