Luego del retroceso en la generación y distribución de la energía eléctrica, que el país vivió durante 16 años de gobiernos neoliberales, Nicaragua se encamina a alcanzar, en el año 2017, el 90% de electrificación, indicó el ingeniero Ernesto Martínez Tiffer, presidente de la estatal Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel).

En declaraciones al Programa En Vivo, de Canal 4, Tiffer destacó los esfuerzos que el Gobierno Sandinista, presidido por el Comandante Daniel Ortega, ha emprendido para garantizar a las familias nicaragüenses la restitución de su derecho al acceso a la energía eléctrica con calidad.

El servidor público recordó que el gobierno, en el año 2007, recibió un país con un sistema eléctrico privatizado, pero ahora, tras casi 7 años de gobierno sandinista, la realidad de Nicaragua es otra.

“En el Caribe hasta hoy se han desarrollado 82 proyectos, se han invertidos cerca de 20 millones de dólares y se han beneficiado más de 80 mil familias nicaragüenses. El Comandante Daniel quiere que se electrifique la mayor parte del país. En el 2017 vamos a estar cerca del 90% de electrificación del país”, aseguró Martínez Tiffer, quien a la vez reconoció que la cooperación solidaria del ALBA ha sido una salvación para la seguridad energética del país.

Tiffer enumeró una serie de proyectos de electrificación que han llevado energía a miles de comunidades en las zonas urbanas y rurales del país.

“Enatrel hizo el tendido eléctrico de Bluefields al Bluf, hay más o menos 7 kilómetros aéreos y 8 kilómetros sumergidos en un cable hasta llegar al Bluf. Hace año y medio atrás se lograron los financiamientos para desarrollar toda la parte que hace falta en el pacífico. Hay un proyecto que maneja Enatrel que es el PENESER que esta electrificando todo lo que falta en el pacífico”, explicó.

“Nosotros estamos ampliando las redes Caribe y pacífico. Por eso en el 2017 estaremos cerca del 90% electrificado”, aseguró.

Añadió que en todo el país Enatrel ha instalado plantas de generación eléctrica que se están integrando al sistema interconectado nacional, entre las que destacó las plantas de Albanisa, el complejo Amayo 1, Amayo 2, Blue Power, y proyectos hidroeléctricos como Pantasma y Larreynaga.

Además “tenemos una capacidad efectiva que nos garantiza la estabilidad del sistema y estamos listos y estamos en negociaciones de empresas que están interesadas en desarrollar la hidroelectricidad y la geotermia. Estamos en ese proceso, en este momento y a corto plazo, entes de fin de año tendremos resultados positivos en los proyectos hidroeléctricos grandes que queremos desarrollar en el país”, indicó Tiffer.

Entre los logros alcanzados en los últimos años en términos de generación eléctrica, Tiffer destacó el avance en el cambio de la matriz energética en base a fuentes de generación renovable.

“La matriz esta cambiada porque hoy en día más o menos el 40% (de la generación) es en base a recursos naturales”, precisó y agregó que falta sumar la generación de proyectos hidroeléctricos como San Jacinto, Eolo y Tumarín (cuya capacidad se estima en 253 megavatios) en los próximos 4 años.

“Con Tumarín y Larreynaga, estamos hablando de (alcanzar una generación) 60% en base a recursos naturales y si le sumamos un par de proyectos geotérmicos los cuales están en fase exploratoria como el caso de Casita, la ampliación de San Jacinto y otras concesiones, creo que definitivamente en los próximos 5 años estaremos en 90% (de generación) con recursos naturales”, comentó.

Tiffer destacó que el éxito que se vislumbra en cuanto a la generación y distribución de la energía, se debe al ordenamiento que el Gobierno ha implementado en el sector.

“La creación del ministerio de la energía y minas fue un paso fundamental para ordenar la energía en el país. El ministerio de energía y minas es el rector de la política energética en el país. Enel y Enatrel tenemos nuestras funciones claras y definidas y no podemos trabajar independientes uno del otro siempre estamos en coordinación”, explicó.

Además resaltó que otro de las fortalezas en el continuo avance de la electrificación es que las instituciones trabajan en base a las necesidades que se definen en las comunidades.

“Con las comunidades nosotros tenemos que ponernos de acuerdo con las autoridades locales los líderes y en base a eso nosotros desarrollamos lo que podemos poco a poco. Es un programa ordenado y coordinado con las autoridades locales de cada lugar”, señaló Tiffer.

Potencial de generación eléctrica en base a geotermia supera los 10 mil megavatios

Martínez Tiffer señaló que la energía geotérmica es fundamental para el desarrollo del país y explicó que en el caso de Nicaragua el potencial geotérmico es inmenso.

“El potencial estimado de 3 mil megavatios es muy poco”, dijo Tiffer y aclaró que Nicaragua tiene unas condiciones geotectónicas y un vulcanismo activo que permite encontrar fluidos entalpia que sirvan para producir energía eléctrica. El potencial nuestro anda arriba de los 10 mil megavatios”, aseveró.

Tiffer recordó que el próximo 16 de julio se cumplen 30 años de la primera planta termodinámica que se instaló en el campo geotérmico Momotombo, la cual fue inaugurada por el Comandante Daniel Ortega en 1983.

A partir de aquella fecha, indicó Tiffer, Nicaragua entró a formar parte de un grupo selecto de países, novenos país en ese momento que entraba a producir energía geotérmica a partir del vapor. Cuarto en el continente americano”, recordó.

“Ese momento significo tanto en nuestra población, era apenas un 13% de la capacidad instalada que tenia Nicaragua, pero que significa más del 33% de la generación total de nuestro sistema en ese momento”, rememoró.