Cada 2 de febrero se reconoce la importancia mundial de los humedales y la protección que deben realizar los países para mantener la estabilidad del ecosistema, es por ello, que el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, llevó a cabo un encuentro con comunitarios, instituciones y movimientos ecológicos, donde hablaron sobre los avances de Nicaragua en el cuido de los humedales.

La Ministra del Marena, Compañera Sumaya Castillo, durante el encuentro manifestó que Nicaragua es bendecida con una cantidad importante de humedales.

“Los humedales se caracterizan por ser fuente de alimentos y ser inclusive hábitat de muchas especies. En el periodo de migración de aves estos sitios se caracterizan por acoger aves que pueden pernoctar, aparearse y avanzar hacia otros sitios”, dijo.

marena

“En la medida que nosotros podemos apreciar esa diversidad que hay en los humedales en esa medida podemos ser testigos de los grados de conservación que hay en nuestros ecosistemas”, subrayó.

Uno de los humedales nicaragüenses reconocidos por la convención internacional es el llamado Charco de Tisma, que es una laguna completa, fuente de alimento para la fauna y población.

Con un cambio de actitud y formación de valores la población puede tener una actitud más cuidadosa hacia estos ecosistemas que mantienen la vida estable.

Nicaragua cuenta con más de cien humedales tanto permanentes como intermitentes. Reconocidos por la convención Ramsar existen nueve.