Nicaragua está fuera de la ruta que sigue la tormenta tropical Chantal y tampoco recibirá las lluvias asociadas a esta, precisó hoy el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales.

La directora del Departamento de Meteorología Sinóptica de la entidad, Salvadora Martínez, precisó que ese sistema influye con cierta fuerza en el Caribe.

Acorde con el rumbo que tomará ese meteoro, tercero con nombre de la temporada de huracanes iniciada en junio, "toda incidencia de lluvia que se presente en el territorio nacional no será por Chantal, sino por algún fenómeno propio de la estación lluviosa", precisó.

Especialistas concuerdan en que esa tormenta tropical podría alcanzar fuerza de huracán antes de su llegada a La Española, territorio insular compartido por República Dominicana y Haití.

Ambos países son muy vulnerables a las inundaciones y deslaves a causa de las tormentas, en buena medida debido a los intensos procesos de deforestación que han padecido en las últimas décadas.

Del 26 mayo al 5 de junio de este año la temporada de lluvias dejó en Nicaragua al menos cinco muertos, cuatro mil 20 personas afectadas y daños a la infraestructura en 10 departamentos del país, de acuerdo con la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

"Para nosotros salvar la vida es prioridad y, por eso, estamos desplegados y estamos preparados esperando poderles servir mejor cada día ante situaciones de calamidad", señaló la portavoz oficial del gobierno y aludió a las medidas de respaldo a los perjudicados con esos sistemas, que incluyeron la entrega de colchones, reparación de techos, entre de alimentos, y otros.