Con el fin de valorar y compartir avances y perspectivas del programa Universidad en el Campo y Municipalización y de la educación, se realizó el II Encuentro de la Universidad y su impacto en la comunidad.

“Estamos intercambiando experiencias de educación técnica en coordinación y alianza con la UNAN-Managua, con la idea de intercambiar las principales experiencias desde los testimonios, desde los protagonistas, desde las distintas visiones institucionales de ese gran proceso, de esa estrategia que estamos desarrollando como lo es acercar la educación técnica a más municipios, a más sectores a nivel nacional”, manifestó Loyda Barrera Rodríguez, directora del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec).

Según la funcionaria de Inatec, este programa ha permitido acercar la educación técnica por medio de alianzas con instituciones como la UNAN-Managua, para formar a jóvenes y adultos en diferentes carreras no solo desde los municipios donde se tiene presencia como Inatec.

“A través de las alianzas nosotros hemos llegado a 52 municipios, más de donde estamos porque como Inatec tenemos presencia en 26 municipios y con esta estrategia hemos logrado llegar a 52 municipios atendiendo a más de 9 mil jóvenes, adultos, mujeres y hombres de estos municipios”, indicó.

Barrera destacó que lo importante de este tipo de programas es el desarrollo de una competencia técnica en poco tiempo para que posteriormente los formados logren un trabajo, ya sea por cuenta propia, de forma asociativa o cooperativa, pero que también le ayuda en su desarrollo complementario.

César Pereira, coordinador nacional del programa Universidad en el Campo, explicó que alrededor de 485 estudiantes de diferentes comunidades rurales han sido integrados a la educación técnica y superior a través de la metodología Escuela Nueva que promueve la participación activa de los estudiantes con una enseñanza adecuada las necesidades de la comunidad.

“Este programa es una solución no solamente a la restitución de derechos de estos jóvenes, sino también a la municipalización de la educación en nuestro país ya que estamos articulados con el Inatec, con el Mined porque las clases las damos en los centros educativos del Mined y tenemos participación con las alcaldías”, declaró Pereira.

Luis Valerio López, estudiante de la comunidad Buena Vista en el municipio de El Castillo, expresó que tenían dificultades para poder optar a las universidades, debido a que las subsedes más cercanas a su municipio de la Unan-Managua quedan en Chontales y la situación económica les impedía la movilización por los altos costos del pasaje.

“Hoy en día, por la voluntad de nuestro Gobierno que ha tratado en su plan estratégico con el Consejo Nacional de Universidades y nos permitió que los municipios rurales pudieran ser participes de una universidad que hoy estamos integrados 55 estudiantes y eso nos va a permitir a nosotros en su momento tener un nivel técnico y poder superarnos, graduarnos como ingenieros en Desarrollo Rural Sostenible y poder aportar al desarrollo de este municipio y por ende de Nicaragua”, comentó López.

Everth Ocampo, estudiante de Matagalpa, afirmó que uno de los aspectos más importantes de este programa es que permite que los estudiantes apliquen los conocimientos prácticos al trabajo diario, es decir que si estudian veterinaria trabajan en la aplicación de la medicina veterinaria.

“Se está trabajando en promover que la juventud sea la protagonista de su propio desarrollo, la juventud promoviendo la educación técnica y la juventud demandando que es lo que ellos quieren estudiar y que es lo que han decidido que va a servir para su desarrollo personal y comunitario”, dijo Ocampo.