A través del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), el Gobierno del Frente Sandinista dio por inaugurada la tercera etapa del proyecto habitacional Valle Sandino en el municipio de Mateare con la entrega de 124 casas a igual número de familias, familias provenientes de la clase trabajadora y del sector privado.

La presidenta ejecutiva del INVUR, Judith Silva, aseguró que con estas viviendas se les está cumpliendo el sueño de tener una vivienda digna a las familias que durante más de 20 años han pasado alquilando y posando y que por falta de oportunidades no tuvieron nunca acceso a un crédito de vivienda con las entidades bancarias por tener salarios inferiores a los ocho mil córdobas.

“Arrancando el 2012, por orientaciones de nuestro comandante Daniel Ortega Saavedra, continuamos restituyendo derechos de las familias nicaragüenses en una tercera etapa de Valle Sandino le estamos entregando su vivienda a jefes de familia que trabajan en el sector privado como bancos, ópticas, por cuenta propia, trabajadores de la salud, educación, en lo general personas que han accedido a un crédito justo con el Banco de la Producción”, manifestó Silva.

Marjorie Baltodano catalogó como una bendición de Dios recibir esta nueva vivienda, la que le permitirá dejar de posar en la casa de su suegra y finalmente tener su propia casa donde habitar con sus dos hijos y su esposo.

“Es una bendición de Dios porque yo esta casa la anhelaba y estaba pidiéndole al Señor, a nuestro creador que me la concediera, y hoy él me ha bendecido por medio de nuestro Presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, ya voy a tener mi casa propia, la herencia de mis hijos y ya no voy a andar alquilando”, dijo Jacqueline Vallecillo Noguera, trabajadora de Opticas Matamoros.

Xiomara Umaña Rodríguez también agradeció a Dios y al Presidente Daniel Ortega por la oportunidad de acceder a una vivienda donde habitar dignamente con su familia, ya que llevaba 23 años alquilando y sin la menor posibilidad de obtener un crédito.