La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, valoró que "a nosotros las y los nicaragüenses nos ocupa una agenda de familia, de comunidad, de fe, de derechos, de justicia social".

"Es el amor el que nos ocupa y es con amor y esperanza que nos levantamos cada día",

Agregó"Nosotros decimos: seguimos cambiando Nicaragua para luchar decididamente contra la pobreza, continuar luchando contra ese pecado capital que es la pobreza y sentar las bases del verdadero desarrollo humano, desarrollo humano que nos permite aspirar a la felicidad completa, aunque la felicidad completa está en el cielo y así lo sabemos los creyentes, pero el bienestar y la dicha en esta tierra, tenemos derecho, las familias tenemos derecho", afirmó.

Luego, manifestó que "nosotros vemos los mensajes de los pastores (líderes de fe) de todas las creencias y ¿qué vemos que se refleja en la mayoría, en la mayoría de estas lecturas, en la mayoría de estos mensajes? La obligación de vivir como hermanos, amando al prójimo como a nosotros mismos y viendo en el prójimo el rostro de Dios y sirviendo al servir al prójimo, a Dios nuestro Señor".

"En cada una de las creencias religiosas está el mandato de amar, está el mandato de la reconciliación, el pregón de paz, de encuentro, de concordia, eso es lo que aparece. Y ojalá todos sin excepción nos unamos, todos sin excepción alrededor de ese clamor que es un deber, además una responsabilidad de sobrevivencia de la especie humana, priorizar la paz, priorizar la convivencia protagonista, la cooperación complementaria, solidaria en todos los temas y más aún en estos tiempos en los temas de salud, en los temas de inmunización", dijo.

"Hemos leído mucho en los últimos días sobre ese terrible síndrome del acaparamiento y hemos visto los pronunciamientos, en primer lugar hace ya varias semanas del Santo Padre, vacunas para todos, el Secretario General de Naciones Unidas, en fin, pronunciamientos de líderes mundiales que reclaman solidaridad y complementariedad, es decir convivencia fraternal y armoniosa, compartiendo entre la comunidad humana", añadió.

También dijo que "nos sentimos agradecidos a Dios por tanta bendición, recorremos caminos de amor, que es la mayor bendición sobre todo para los cristianos".

Finalmente, manifestó que "el compromiso es invariable, vamos adelante con la experiencia de un pueblo que ha avanzado victoriosamente, un pueblo que vence en todas las circunstancias, un pueblo que con ese espíritu heroico indomable es capaz de seguir caminando enfrentando con sencillez, con humildad, con alegría todos los retos".