Durante la actividad el Embajador de Palestina, señor Mohamed Saadat, explicó que la cultura Palestina es una cultura que se respira en los bailes, el vestuario, la gastronomía y la literatura, campos en donde el pueblo palestino tienen grandes personalidades como poetas, escritores y caricaturistas que han ganado premios a nivel nacional e internacional, porque dan a conocer  el alto nivel cultural que tiene  el pueblo palestino.

No obstante denunció que actualmente la cultura y la tierra de Palestina se encuentran amenazadas por la ocupación israelí, “quienes tratan de destruir  nuestra identidad palestina utilizando diferentes métodos en contra de nuestro pueblo como robo de  nuestra cultura, construcción de asentamientos, apropiación de tierras y destrucción de nuestros árboles”.

“Son todas formas de masacre y violaciones a los derechos humanos en la ley internacional”, indicó el Embajador.

Manifestó que la actividad de cultura gastronómica organizada en Nicaragua en celebración de la cultura y de la tierra de Palestina, representa para el pueblo palestino “un apoyo al establecimiento  de la justicia y la paz mundial, un rechazo a la construcción de los asentamientos, una condena a los ataques  aéreos  contra nuestro pueblo,  una muestra de solidaridad a la lucha de nuestros prisioneros  contra la intervención extranjera, un rechazo a la política israelita de negación de nuestros derechos,  y un apoyo al establecimiento del Estado palestino independiente”.

El Embajador del Gobierno de Palestina agradeció a todos los países que han apoyado la lucha de su pueblo, peor especialmente agradeció al pueblo y gobierno de Nicaragua, “que ha sido uno de los primeros países que ha reconocido a nuestro Estado y con el  que hemos sostenido estrechas relaciones desde hace muchos años”.

Exigen a ONU cumplimiento de la Resolución 242 del 22 de noviembre de 1967

Por su parte el compañero Paul Oquist, miembro del Comité de Solidaridad Nicaragua – Palestina, indicó que este comité está para renovar la exigencia a los 193  países de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que admita a Palestina, al Estado palestino  como un miembro pleno de las Naciones Unidas”.

Además Oquist dijo que debemos aplaudir a la UNESCO por admitir a Palestina en su seno.

Exigió a las Naciones Unidas  el cumplimiento de la resolución 242 del 22 de noviembre de 1967 en la cual la ONU demandó el retiro de las tropas israelíes de las tierras ocupadas a Palestina.

“45 años más  tarde no hay cumplimiento y hay que redoblar la  exigencia de reconocer la integridad territorial Palestina”, denunció Oquist.

Dijo además que “Naciones unidas debe demandar de Israel el cese inmediato de la ejecuciones extrajudiciales aéreas y terrestres, y el reconocimiento y cumplimiento con los derechos humanos del pueblo Palestino, incluyendo la  liberación de 6 mil palestinos y palestinas que se encuentran  en cárceles israelíes”.

Recordó que desde 1967 se han encarcelado 700 mil palestinos y palestinas, lo cual representa 20% de la población actual en Palestina.

“Naciones unidas debe exigir la destrucción del muro que separa a Palestina del Israel, que la Corte Internacional  de Justicia pronunció como ilegal”, indicó Oquist.

“Ese muro afectó 25% el territorio palestino y otro 5% ha sido afectado por el asentamiento de 200 mil israelíes en 142 asentamientos en Cisjordania, mientras otros 200 mil israelíes están  afincándose en Jerusalem del este” destacó.

Según Paul Oquist la razón porque no hay paz en el medio oriente es porque Israel sigue la política de robo de tierras palestinas.

Hablar de Palestina es hablar de la cultura culinaria de la humanidad

Por su parte el Magistrado Francisco Rosales, miembro del Comité de Solidaridad, destacó que hablar de Palestina es “hablar de la cultura y del arte culinario, hablar de la cocina  palestina es hablar de la cocina de la humanidad. Cultura culinaria de la humanidad.  La ciudad más antigua del mundo es Jericó  entonces ahí se comenzaron a hacer los primeros platillos”.

También indicó que no podemos abstraernos de la realidad porque “Palestina existe y  como tal lo que exige Palestina y su pueblo es que la resolución de  Naciones Unidas sea efectivamente  una realidad, que vuelva el Estado de Israel a la posición  que tenía antes” de la resolución dictada por la ONU.