El Prefecto para la Promoción del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, Su Eminencia, Cardenal Peter Kodwo Turkson, atendió la visita del Compañero Francisco Javier Bautista Lara, Embajador de Nicaragua. Conversaron sobre los Retos y Esperanzas del Mundo contemporáneo, el Cambio Climático y sus consecuencias, la Migración, la Exclusión Social, el llamado de la 54°. Jornada Mundial de la Paz el primer día del año 2021: “La cultura de cuidado como camino de paz” y los Mensajes de Responsabilidad en la Casa Común, Fraternidad, Solidaridad y Amistad Social de las encíclicas Laudato si y Fratelli tutti.

El Cardenal Turkson (1948), originario de Ghana, África Occidental, Profesor y Doctor en Sagradas Escrituras, fue designado por el Papa Francisco en el reciente Dicasterio de la Curia romana (2016). Tiene como responsabilidad los asuntos relacionados con migrantes, necesitados, enfermos, excluidos y marginados, víctimas de conflictos y desastres naturales, “para promover el Desarrollo Humano Integral a la luz del Evangelio y en la tradición de las enseñanzas sociales de la Iglesia”.

Bautista se refirió al incremento del riesgo en Centroamérica y el Caribe como consecuencia del Cambio Climático lo que obliga a demandar Justicia Climática. El Cardenal recordó con admiración la posición firme y digna de Nicaragua en la XXI Conferencia de Naciones Unidas en París (2015), en donde el representante nicaragüense insistió en la obligación de las Naciones frente a la emisión de gases de efecto invernadero y las graves consecuencias en aquellos que no inciden en esa contaminación global que nos amenaza.

Se refirieron a la Cumbre de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26 a realizarse en Glosgow, Escocia, en Noviembre de 2021. El Prefecto Turkson coincide en los planteamientos de Justicia Climática y reparaciones, ayuda sin condiciones, ni amenazas, ni sanciones y responsabilidad de las Naciones frente a un problema común con responsabilidades diferenciadas.

Su Eminencia y el Embajador se refirieron a la Dignidad y el Derecho de Autodeterminación de los Pueblos, las relaciones de respeto y diálogo que deben prevalecer entre las Naciones. Bautista comentó el Modelo nicaragüense propio y auténtico, de gestión familiar y comunitario, para la solución de los problemas comunes y diferenciados, para mejorar las condiciones de Vida, Salud y Educación, la reducción de la pobreza y el desarrollo equitativo en medio de nuestras múltiples dificultades, proteger a los más vulnerables y promover Valores Solidarios y Cristianos.

El Cardenal Turkson ofrece sus Oraciones para Nicaragua, su Pueblo y Gobierno, y confía que prevalezca la Buena Voluntad de los Líderes del Mundo para abordar con responsabilidad y respeto los retos contemporáneos, centrados en la Dignidad Humana y la Solidaridad. El Embajador agradeció la amable conversación, expresó los Saludos del Pueblo y Gobierno de Nicaragua y los mejores Deseos de Salud y Paz en el Año 2021.

Roma, Lunes 11 de Enero de 2021

cardenal

cardenal