Este viernes 8 de enero, fueron atendidos 45 pacientes, en una exitosa, oportuna y gratuita jornada de endoscopía que se llevó a cabo en el Hospital Alemán Nicaragüense, en Managua.

El Doctor Rafael Román Martínez, Coordinador del Centro Nacional de Endoscopía que es manejado por un grupo de cirujanos del Hospital Alemán Nicaragüense, destacó que estos procedimientos se realizan de manera gratuita, gracias al buen Gobierno.

"El día de hoy tenemos la primera jornada endoscópica del año. Nosotros venimos haciendo jornadas endoscópicas, desde hace más de un año, los días viernes", informó.

El doctor Rafael Román manifestó que el Centro Nacional de Endoscopía tiene nueve años de haberse formado, y realizan aproximadamente 8 mil procedimientos anuales, y eso significa entre 700 y 800 procedimientos mensuales.

Dijo que, con la atención oportuna y rápida que están realizando, el objetivo es bajar la lista de espera a nivel nacional.

La patología más frecuente que encontramos en el tracto superior son las hernias hiatales, las várices esofágicas, en el caso del esófago; y en el caso del estómago, las gastritis, los reflujos y la presencia de tumores. En el caso de los tubos endoscópicos bajos, lo más frecuente son: las hemorroides, fisuras, fístulas, pólipos, divertículos y los tumores de colon”, diagnosticó.

Dio a conocer que, con la adquisición de los equipos de alta tecnología, el beneficio social es que la población, va a podérsele brindar un mejor estudio, y reiteró, mejorar la lista de espera, así como hacer un diagnóstico oportuno y fidedigno de las patologías del tracto gastrointestinal.

Paciente agradecida con el buen Gobierno

Doña Karina Lazo agradeció el apoyo que le ha dado el presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, con la endoscopía que es de manera gratuita.

Manifestó que necesitaba la orden de endoscopía, y pidió primeramente gracias a Dios, todo salga bien, y no sea nada peligroso, ni grave que tenga en la garganta.

A partir del 26 de diciembre (2020), me estaba comiendo un pedazo de carne de corazón, pero yo me sentí de viaje pegada aquí (en la garganta) y no pasaba el líquido ni nada; no puedo tragar, ni siento nada de gusto aquí, en la garganta, me he sentido mareada. No he podido beber nada de líquido”, comentó.