La Policía Nacional reinauguró este miércoles 30 de diciembre las instalaciones de la Comisaría de la Mujer en el municipio de San Marcos, en el departamento de Carazo.

La unidad de apoyo a las mujeres de esa localidad lleva el nombre de la teniente Sayda Julissa López, quien cayó en el cumplimiento de su deber  el 25 de junio del año 2018 en el municipio de Nagarote, del departamento de Managua.

La inauguración estuvo  a cargo de la comisionada  Martha Irías, jefa nacional de las Comisarías de la Mujer y representantes de las autoridades estatales de esa localidad.

La comisionada Irías en su intervención en la actividad del relanzamiento dijo  que es un honor para la institución policial que en el relanzamiento de la comisaría  hayan estado presentes sus hijas y la madre de la oficial caída en el cumplimiento de su deber.

La oficial dijo que en este 2020 Nicaragua ha obtenido muchos logros que han llevado progreso a los pueblos, las familias, las comunidades con el buen gobierno, señaló.

Tenemos logros en seguridad que es lo que nos corresponde a nosotros como Policía Nacional, hemos hecho remodelaciones en varias delegaciones y los relanzamientos que están llegando a cada municipio del país donde ellas tienen protección”, indicó la oficial.

La comisaría dará atención a unas 11 mil mujeres de esa localidad y se continúa trabajando por avanzar con mayores conquistas.

Señaló que las comisarías están trabajando con varias instituciones gubernamentales para garantizar ese respeto a los derechos de las mujeres nicaragüenses.

La tenienta Sayda Julissa López nacida en Carazo, madre de 3 niños,  cumplió 8 años y 7 meses en la institución y perdió la vida enfrentando a delincuentes armados.

La teniente recibió reconocimientos en el año 2011, en 2013 y  en octubre del 2014.