La Comisión Nacional Forestal (Conafor) sostuvo un encuentro en el que se abordaron los logros y avances en 2020 y el tema del levantamiento de la veda para las especies de pino, cedro y pochote, para ser propuesto al comandante Daniel Ortega.

La compañera Indiana Fuentes, codirectora del Inafor, expresó que la comisión es optimista porque de estas tres especies hay amplias densidades poblacionales que no se están poniendo en riesgo y se puede continuar su aprovechamiento sostenible.

El sector de madera mueble ha demandado este levantamiento que les permitirá dinamizar la economía familiar y aprovechar los recursos de manera sostenible.

Como las de ese sector son las familias de departamentos que trabajan con coníferas y dependen de ese recurso, generan empleos y más de 7 millones de dólares en exportaciones.

Fuentes indicó que se lleva adelante un estudio para el manejo de la plaga del gorgojo descortezador e instalaron trampas para su monitoreo.

En este encuentro también estuvo presente el compañero Paul Oquist, ministro secretario privado para Políticas Nacionales de la Presidencia de la República, quien expresó que Nicaragua es bendecida con un amplio fundamento para una gran industria forestal.

Tenemos la base, tenemos las especies y tenemos los conocimientos también, a través de la forestería comunitaria, tanto de los pueblos indígenas como campesinos”, señaló.

Dijo que hay mucho futuro, pero hay que tener un buen manejo, porque se enfrentan desafíos como los huracanes.