El Presidente–Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, recibirán esta tarde las Cartas Credenciales de Embajadores de varios países y de organismos internacionales.

Hoy martes 15 de diciembre vamos a tener el honor de recibir a nombre de las familias y del pueblo de Nicaragua, nuestra Nicaragua bendita, Nicaragua siempre libre a hermanos que representan a países, pueblos y organismos acreditados ante nuestras familias nicaragüenses, ante nuestro pueblo y gobierno”, informó la Compañera Rosario Murillo en su mensaje de mediodía.

De El Salvador, el Embajador Javier Merino Lazo, quien estará con su esposa, la Hermana Yarissa Escobar de Merino; del Perú, el Embajador Alberto Massa Murazzi, quien llegará con su esposa, la Señora Luz Estela Cardoso; de la Argentina, el Embajador Mateo Daniel Capitanich; de Chile, el Embajador Francisco Sepúlveda Valenzuela; de la República Árabe Saharaui Democrática, el Embajador Uali Alí Salem Mahfud; de la República de Francia el Embajador Brieuc Pont; de Honduras, Centroamérica Hermana, la Embajadora Norma Allegra Cerrato Sabillón; de Colombia, el Embajador Alfredo Rangel Suárez; de la Federación de Rusia, el Embajador Alexander Khokhólikov, y su esposa Anastasia Khokhólikova. Y del Programa Mundial de Alimentos, la Hermana Giorgia Testolin; de la UNICEF, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, el Hermano Antero Almeida de Pina, y de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, UNOPS, el Hermano Nazario Esposito, y su esposa, Doña María Eufemia Woo.

Bienvenidos a todos y vamos a tener el honor de compartir esta tarde con todos ellos, recibir sus Cartas Credenciales a nombre de nuestro pueblo y saludarlos personalmente, agradecer su misión de buena voluntad, de cooperación fraternal, su misión de trabajo en esta Nicaragua bendita donde cada día trabajamos para fortalecer la amistad, la solidaridad, para entre todos asegurar un mundo mejor”, dijo.

Abogó por “un mundo de justicia, un mundo de dignidad para todos los seres, un mundo de dignidad para la Madre Tierra, de prevención de mayor destrucción de la Madre Tierra, y de lucha para que las afectaciones de ese cambio climático que hemos generado, no todos, las potencias en particular, que las afectaciones, esa justicia climática que Nicaragua  reclama, que las afectaciones sean menores y que se reconozca los países y regiones de altísima vulnerabilidad como el nuestro, como Centroamérica, El Caribe, donde continuamente se están dando estos eventos desastrosos que dejan tanto secuela, tanta destrucción, tantas víctimas, víctimas de la injusticia climática, tanto atraso, en nuestras economías, en nuestras propiedades, en nuestros programas y proyectos sociales, culturales, científicos”.

Cuánto nos atrasan los desastres que se han generado en el primer mundo, llamado así y que nosotros en esto que ellos, en el primer mundo, llaman tercer mundo, nosotros aquí padecemos, sufrimos y por supuesto, los que reclamamos”, expresó.