El Ministerio de Salud (Minsa) junto a las autoridades municipales de Ciudad Sandino y la comunidad organizada, protagonizaron una asamblea evaluativa en que determinaron los avances durante el 2020 y los retos para el año venidero, en el que el bienestar del pueblo continuará siendo una prioridad. 

El Doctor Manuel Largaespada, Delegado del Minsa en Ciudad Sandino, señaló que durante el 2020 se trabajó en la prevención de las enfermedades, lo que ha generado resultados positivos en la población. 

Cómo Minsa siempre hemos tenido la tarea de prevención de las enfermedades y en ese sentido hacemos círculos con pacientes crónicos, porque trabajamos bajo un modelo de salud familiar comunitaria y eso nos permite trabajar con las familias, los niños, embarazadas y adultos mayores, señaló. 

      

La Red Comunitaria de Salud desempeña un rol fundamental en el impulso de las campañas de prevención a través del involucramiento total de las familias en las acciones directas desde las viviendas, las comunidades y barrios. 

Nosotros hemos apoyado a nuestro gobierno y a nuestras comunidades, realizando trabajo de hormigas como se dice popularmente, visitando las casas de nuestros vecinos con quienes compartimos la información necesaria para prevenir las enfermedades y las acciones que deben realiza sobre todo en este momento en el que todo el mundo se enfrenta a una pandemia, expresó Eileen Rodríguez, pobladora.

Por su parte el compañero Reynaldo Flores, Alcalde de Ciudad Sandino, detalló el respaldo que ha brindado el gobierno local a las familias a través del Minsa.

Hemos tenido una alianza fundamentalmente con el Minsa, para combatir las enfermedades que se nos presentan, también hemos mejorado la infraestructura de salud, se reconstruyeron 2 centros de salud 1 en Trinidad Central y otro en Cuajachillo 2, una inversión de más de 2 millones de córdobas con el objetivo de acercar aún más la atención médica a las familias, subrayó.