La Embajada de Nicaragua en Madrid, en representación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, celebró el día de hoy, La Purísima, fiesta religiosa popular consagrada a la inmaculada Concepción de María. Esta tradición data desde 1857 y se festeja por toda Nicaragua, y en la actualidad, en cada rincón del planeta donde residen nuestros connacionales.

Durante el evento, el cual cumplió con las medidas de seguridad por la COVID-19, nuestro Embajador, junto a los servidores públicos de la Embajada, llevaron a cabo, bajo la modalidad de franjas horarias, el festejo tradicional, al que acudieron un grupo representativo de nuestros [email protected] residentes en este país, españoles amigos de Nicaragua, como el Padre Benjamín Forcano.

La festividad se inuguró con las palabras de nuestro Embajador, quien trasladó el saludo de nuestro Buen Gobierno, Presidido por el Comandante Daniel y Nuestra Vicepresidenta, Compañera Rosario Murillo. Acto seguido se refirió a las familias afectadas por los huracanes Eta e Iota que están siendo atendidas por programas y proyectos puestos en marcha por nuestras instituciones. Asimismo, hizo un breve recorrido histórico por esta arraigada tradición, vinculándola al espíritu y alma de nuestro Pueblo Valeroso, Pueblo de Paz, Trabajador, para luego dar paso a los cantos, con acompañamiento de la guitarra del hermano Orlando Gadea y Miriam Sequiera, y al convivio, en un ambiente familiar, solidario, lleno de mucho fervor mariano.