Una de estas viviendas era la de doña Esperanza Sosa, que a cada momento tenía enfrente de su hogar un charco abundante, un oasis perfecto para la reproducción del mosquito que trasmite el virus del dengue.

“Era un zancudero salvaje, pero ahora gracias a Dios y al esfuerzo del Gobierno del Comandante Daniel Ortega, los charcos y las calles hediondas es cosa del pasado, porque ya tenemos las alcantarillas por donde circulan las aguas negras”, dice doña Esperanzas, al momento de agradecer por el nuevo sistema de aguas residuales inaugurado por ENACAL en el barrio Lomas de Guadalupe.

Así como vivía doña Esperanza con un “charcal” frente a su casa, igual situación se reproducía en la mayoría de las mil 570 familias que ya forman parte de la red de alcantarillado de Managua, logrando ahora un Buen Vivir.

El vicegerente de operaciones de ENACAL en Managua, ingeniero Humberto Cornejo, recordó que este proyecto inició a ejecutarse en agosto del año pasado y forma parte de una serie de 27 proyectos que esta institución está realizando en igual número de barrios, que no cuentan con una red de alcantarillas para dar paso a las aguas negras.

“En Lomas de Guadalupe fue uno de los primeros proyectos que desarrolló el gobierno del comandante Daniel Ortega con Agua potable en el año 2007 y ahora le estamos restituyendo el derecho de tener alcantarillado sanitario para seguir provocando más beneficio y más tranquilidad a los ciudadanos”, destacó Cornejo.

El proyecto consta de mil 570 conexiones domiciliares, beneficiando a más 8 mil 340 personas, a un costo de 21.5 millones de córdobas. Estas familias estuvieron por 19 años esperando este proyecto que ya es una realidad.

Estas obras se realizaron en el marco del Proyecto de Agua y Saneamiento para Managua PRASMA, el que favorecerá a más de 120 mil habitantes de 27 barrios capitalinos, con una inversión de 320 millones de córdobas, financiados con fondos del Banco Mundial y del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Este 24 de marzo, el proyecto fue oficialmente inaugurado en una Asamblea entre las autoridades de la Empresa y los pobladores.

El proyecto contempla la construcción  mil 390 metros lineales de redes de Alcantarillado Sanitario.

Hay que destacar que los pobladores formaron un  Comité de Seguimiento de Proyecto, el que permitió ir supervisando el avance de la obra y las inquietudes de los pobladores, indicó Cornejo.

Con estas programas sociales  el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, sigue restituye el derecho de los nicaragüenses al agua potable y saneamiento, mejorando sensiblemente la calidad de vida de los pobladores.

“La gente está emocionada con esta nueva restitución de derechos que el gobierno le está ofreciendo con este servicio de aguas negras, que la realidad viene a beneficiar en todos los aspectos, en la salud, en la higiene y para preparar alimentos. Nos sentimos dignos y agradecidos con el gobierno”, mencionó José Leiva, otro poblador del barrio.