Este primero de diciembre las familias nicaragüenses se dieron cita en la Avenida de Bolívar a Chávez y la Plaza de la Revolución para apreciar la belleza de los altares de la Virgen María.

Más de 50 altares coloridos, adornados con luces, artesanía típica y elaborados con mucha creatividad y esmero engalanan la Avenida, sin dejar de mencionar los altares que se encuentran en dos costados de la Catedral Metropolitana de Santiago Apóstol de Managua, en la Plaza de la Revolución.

Los altares que se ubican en la Antigua Catedral exaltan la belleza de la imagen de la Virgen María, el que se ubica en el frontis del templo es el más grande con muchas luces, cánticos alusivos a la Purísima y con matices muy coloridos representados por flores y accesorios típicos y pintorescos propios de la identidad y cultura nicaragüense, colocados con mucha creatividad.

Niños, jóvenes, adultos, familias enteras, recorrieron estos altares apreciando las obras de arte que enaltecen a la Madre de Nuestro Señor Jesucristo y aprovechaban la ocasión para tomarse fotos.

Están bonitos, están lindos, y eso se lo debemos al comandante Daniel y la compañera Rosario, quienes a pesar de las circunstancias que hemos vivido, decidieron adornar como todos los años lo han hecho, dijo doña Yesenia Rosales, quien, junto a su hija y una tía, admiraba en ese momento uno de los altares ubicados en la Antigua Catedral.

A nosotros no nos queda largo y a mi hija le encanta venir. Siempre venimos y hacemos el recorrido desde la Rotonda Hugo Chávez, agregó.

Igualmente, la joven Evel Dávila llegó con una amiga a presenciar la majestuosidad de los altares y expresó que es un ambiente seguro y familiar.

Podemos venir a distraernos y despejarnos de la rutina de la casa y el trabajo”, afirmó.

Las familias disfrutan del ambiente mariano y se mostraron contentas por contar con estos espacios de mucha tradición y fervor.

Más de 50 altares coloridos, adornados con luces, artesanía típica y elaborados con mucha creatividad y esmero engalanan la Avenida”, manifestó Yadira García.