El embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, anunció este miércoles que presentarán una denuncia formal ante el máximo organismo mundial, por el secuestro del presidente Evo Morales en suelo europeo, debido al bloqueo del espacio aéreo al paso del avión donde viajaba el Mandatario, por parte de cuatro países.

El avión de Morales salió este miércoles de Viena, tras pasar 14 varias horas bloqueado en la capital austriaca, Viena, luego que los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España le cerraron sus espacios aéreos, alegando que transportaba al exagente de inteligencia estadounidenses Edward Snowden, solicitado pro Washington.

Llorenti calificó este hecho como "un acto de agresión" que urge la apertura de una investigación formal, motivo que considera suficiente para exigirle al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, explicaciones de lo sucedido.

"Las vidas del Presidente, de su delegación y de la tripulación fueron puestas en peligro", así como también “hubo una violación de las reglas del derecho internacional", declaró Llorente, quien se encuentra actualmente en Ginebra, Suiza.

De igual manera, Llorenti afirmó que para Bolivia, “no cabe ninguna duda de que las órdenes vinieron de Estados Unidos", en referencia a al detención arbitraria e ilegal del avión de Morales en territorio europeo.

Minutos antes, el jefe de Estado denunció que el secuestro de su avión en tierras europeas responde a una política imperial que busca amedrentar y amenazar a todos aquellos países y gobiernos que piensan diferentes y no se rinden a intereses hegemónicos.

"Esto es un pretexto para tratar de amedrentarme, para intimidarme y escarmentarme. Un pretexto sobre todo para tratar de acallarnos en la lucha contra las políticas económicas de dominación", declaró Morales, en relación a las acusaciones de que llevaba a Edward Snowden en su avión presidencial.

Antes de reiniciar su vuelo, el Mandatario aseguró que “no nos vamos a asustar. Somos un país pequeño pero con dignidad (…) les digo a los países europeos; No estamos en tiempo de colonia y no nos dejaremos intimidar. Este es el tiempo de los pueblos”.

En horas de la noche del martes, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, emitió un mensaje a la nación en el que alertó al mundo que el Presidente había sido “secuestrado por el imperialismo", luego de que varios países de Europa prohibieron el paso sobre su territorio.