El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, llamó este martes a la solidaridad con el pueblo boliviano y el mandatario, Evo Morales, tras la prohibición de Portugal, Francia e Italia del sobrevuelo del avión presidencial de Bolivia sobre su territorio.

"Nuestra solidaridad con Evo y el bravo pueblo boliviano. ¡Nuestra América no puede tolerar tanto abuso! Lo que es con Bolivia, es con todos", dijo el mandatario a través de la red social twitter.

Correa instó también a que la Patria Grande reaccione a estas agresiones. "¡Increíble! ¡Niegan ingreso a espacio europeo de avión de Evo Morales! ¿Y después nos hablan de cumbres EU-AL? ¡A reaccionar Patria Grande!".

Más temprano, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, confirmó que se solicitaría una convocatoria de emergencia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para debatir sobre la agresión sufrida por la comitiva presidencial boliviana.

El diplomático precisó que esta reunión se centrará en una respuesta común ante la “tremenda ofensa” de Francia y Portugal a Evo Morales, y subrayó que no es posible que se haya fundado en sospechas de que en el avión del mandatario boliviano estaba escondido el exagente de la Agencia Central de Información (CIA; por su sigla en inglés), Edward Snowden.

El gobierno boliviano, a través de su canciller, David Choquehuanca, denunció este martes el atentado contra el presidente Evo Morales, luego que las autoridades de Portugal y Francia prohibieran el paso por su territorio del avión presidencial que retornaba desde Rusia tras el II Foro de Países Productores de Gas. Ante estos hechos, Venezuela, Ecuador y Nicaragua tildaron la prohibición como un atentado y un crimen lo ocurrido.

Estas decisiones han sido calificadas por los gobiernos de la región, como temor por parte de Estados Unidos ante la información filtrada por Snowden; de modo que ha dirigido instrucciones a países aliados para que arremetan contra el gobierno de Evo Morales.