La Dirección General de Bomberos realizó su acostumbrado recorrido por el mercado Roberto Huembes para supervisar el buen estado de los hidrantes que se utilizan en caso de presentarse un incendio dentro del populoso centro de compras.

“Esto lo hacemos de manera semanal articulados con Unión Fenosa y Enacal. El mercado cuenta con sus brigadas que están capacitadas además tiene nueve hidrantes de agua en sus periferias”, dijo el comandante Luis Solórzano, jefe de la delegación del distrito cinco.

Los hidrantes tienen una presión de 70 u 80 libras, aceptable para poder controlar un incendio de gran magnitud.

Hans Palacios, gerente del mercado, dijo que se deben tener las condiciones necesarias para atender emergencias.

“De cara a dar seguridad a los comerciantes y compradores estamos en esta supervisión. El mercado tiene 850 establecimientos donde los comerciantes a diario llegan a vender sus productos”, señaló.

Este mercado en su historia ha tenido varios incendios que han sido controlados por las fuerzas bomberiles.

La comerciante Lorena Uriarte, reflexionó que “este tipo de acciones nos hace sentir más seguros a nosotros los comerciantes y sabemos que se debe tener limpio y seguro para evitar incendios”.