A través del Sinapred, los gobiernos locales y los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, el gobierno de Nicaragua garantizó asistencia y acompañamiento solidario a centenares de familias que fueron afectadas por las lluvias, ocasionadas por el desplazamiento de la onda tropical número seis.

En un informe sobre las afectaciones y el recuento de las familias atendidas, el doctor Guillermo González, del Sinapred y Fidel Moreno, de la Alcaldía de Managua, señalaron que desde la noche del sábado, la persistencia de la lluvia provocó la activación del sistema de prevención y atención de desastres, particularmente en Managua.

Según González, en una hora de precipitación, en Managua cayeron aproximadamente 140 milímetros de lluvia y se registraron afectaciones en 9 barrios, dejando 33 viviendas anegadas en la capital.

En el municipio de Tipitapa, la lluvia afectó a unas 448 viviendas que resultaron anegadas. En este lugar los gabinetes de la familia se desplazaron para atender a la población y entregar víveres, agua pura, colchonetas y frazadas.

Otros municipios afectados por las lluvias fueron Jinotega, El Cuá, Ocotal, Masaya y el occidente del país.

Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua, precisó que gracias a los esfuerzos interinstitucionales entre el Ineter y la Alcaldía de Managua, se ha logrado modernizar el sistema de monitoreo de las lluvias con la instalación de una red de pluviómetros en los causes de Managua, “eso nos permite tener datos más precisos sobre los niveles de las aguas”, explicó.

Entre los daños reportados en el departamento de Managua, Moreno detalló el corte de una vía principal en Sábana Grande, afectaciones en los barrios Golfo Pérsico, Jonathan González, Santa Ana, Acahualinca, Alfredo Silva, Mateare y Tipitapa.

Para atender las emergencias el gobierno municipal garantizó la distribución de colchonetas, frazadas y la colocación de sacos de arena en las viviendas más afectadas.

“A pesar de la intensidad de las aguas las afectaciones no son tan graves”, explicó Moreno y agregó que el modelo de atención a las emergencias desde la comunidad “viene mejorando, viene articulándose, la capacidad de respuesta es aun mucho más rápida”.

Las autoridades también reportaron la muerte de una persona que fue encontrada después de las lluvias en el Distrito VII. Aunque los peritajes no han concluido, se presume que el ciudadano, que aun no ha sido identificado, sufrió un golpe que lo hizo caer y ser arrastrado por la corriente.

Asimismo, el doctor González del Sinapred, informó que la tarde del domingo en la ciudad de Masaya, los fuertes vientos ocasionaron afectaciones a los techos de 18 viviendas. En total, explicó González, fueron afectadas 142 familias, a quienes se les garantizó la reparación de sus techos, la entrega de víveres y atención médica.

El director de meteorología, Marcio Baca, pronosticó que las lluvias de la onda tropical 6 continuarán en el occidente, el norte y la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN). Además indicó que el Ineter empezó a darle seguimiento a la onda tropical número 7 que se encuentra entre República Dominicana y Colombia, y se espera que ingrese al territorio nacional el día 3 de julio.

Vigilancia sísmica permanente

Al igual que los fenómenos atmosféricos, las autoridades indicaron que continúan la vigilancia sobre los eventos sísmicos a nivel del país y de la región.

El doctor González explicó que luego de varios días de calma, anoche se registró un pequeño enjambre sísmico en los alrededores del Volcán Momotombo.

“Esta mañana los especialistas están analizando la situación y aunque hubo un sismo de aproximadamente 3 grados, el resto fueron pequeños, sin embargo queremos anunciar que vamos a estar en vigilancia permanente”, comentó.

Por su parte la directora de Geofísica del Ineter, Angélica Muñoz, detalló que a partir de la media noche del domingo, en un lapso de dos horas se registraron 5 sismos de baja magnitud localizados en el volcán Momotombo.

A nivel regional, dijo que la actividad sísmica se mantiene en los parámetros normales.