Los trabajos para restablecer el servicio de agua potable a las poblaciones afectadas avanzan de acuerdo al Presidente Ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Ervin Barreda.

Hasta las 9:30 am de este miércoles se reportaban poco más de 82 mil 500 familias afectadas, en contraste a las 98 mil familias afectadas que se registraban a las 8:30 de la noche del martes.

Turbidez, fallas de energía y en menor medida daños en tuberías son las principales causas por las que el suministro ha sido afectado.

Se espera que para horas de la tarde el número familias sin agua potable baje a 40 mil.

Es importante destacar de que en vista que el mayor porcentaje de la población está en las afectaciones de fallas de energía y alta turbidez, en la medida que se vengan restableciendo los servicios de energía eléctrica se vendrán también un poco posterior el restablecimiento del agua potable”, apuntó.

Barreda afirmó que a partir de la noche del martes se logró establecer comunicación fluida con Bilwi, donde gracias a las medidas preventivas tomadas, no se registran mayores daños a la infraestructura y equipos.

En el caso de Bilwi, se podría estar restableciendo el suministro de agua potable de manera más ágil pues se cuenta con un generador eléctrico propio.

El proyecto de agua potable que impulsa la empresa tampoco se vio comprometido y se espera que pueda ponerse en funcionamiento en el mes de diciembre.

De forma general estamos esperando que bajen niveles en algunos ríos, en el sector de Matagalpa, en el sector de Juigalpa existe una afectación por la pasada en el puente de Lima, que realmente no ha permitido que las cuadrillas de Enatrel y las cuadrillas de Disnorte, Dissur, logren cruzar para restablecer la energía eléctrica en lo que es la captación”, detalló.