Camille Nuamah, representante del Banco Mundial, subrayó que el Gobierno de Nicaragua está manejando los recursos que destina este organismo financiero, de manera apropiada y en correspondencia con la Nueva estrategia 2013-2017 presentada por el ejecutivo, misma que promueve el bienestar social y mayor productividad de los sectores.

Las declaraciones de Nuamah se dieron al inicio de la segunda reunión sobre la decimoséptima reposición de los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (IDA, por sus siglas en inglés). Explicó que este encuentro reviste de mucha importancia, porque los países donantes evalúan el desarrollo de los programas para disponer fondos que necesitan reponerse o si es necesario elevar las carteras a los países para ayudar al desarrollo.

“El grupo (se refiere a la IDA) está llegando porque le gusta visitar a los países que están usando los recursos de una manera interesante, eficiente, etc., y la cartera que tenemos aquí es buena”, subrayó la funcionaria del BM al consultarle el porqué Nicaragua fue escogida como sede de esta reunión.

Nuamah indicó que Nicaragua expondrá a los donantes del IDA sus experiencias en relación a los programas sociales, así como el plan para el cambio de matriz energética desde las fuentes renovables, así como proyectos vinculados a agua y saneamiento y otros.

“En general nuestra cartera aquí es buena y durante la reunión vamos a mostrar a los donantes, los caminos adoquinados, porque hay mucho interés en cómo hacer los caminos para bajar los costos y también mantener un empleo muy grande y también vamos a ver de Nicaragua un modelo que el gobierno está haciendo sobre la integración de los sectores sociales y vamos entender (explicar) el progreso de Nicaragua en el caso de la energía y el cambio de la matriz de generación, y otras cosas”, dijo Nuamah.

Agregó que Nicaragua tiene programas que los donantes quieren conocer, para entender su forma de aplicación y poder presentarlos como modelos en otras naciones que luchan contra la pobreza.

“Aquí tenemos representantes de los 8 países beneficiarios del IDA, tenemos personas de Sudáfrica, de Kenia, de Armenia, de todas las regiones del mundo y a ellos les interesa como Nicaragua está desempeñando (se) (…) y el apoyo del Banco Mundial”, refirió la diplomática

A este encuentro asisten funcionarios del Gobierno Sandinista, entre estos el Presidente del Banco Central Alberto Guevara; el titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público Iván Acosta; el Ministro de Energía y Minas Emilio Rapacciolli, el representante de Nicaragua ante el BID Francisco Mayorga

La agenda del encuentro incluye sesiones de trabajo privadas donde los delegados de los países donantes y prestatarios de la AIF, junto con oficiales del Banco Mundial, analizarán los desafíos que enfrenta la entidad y sus orientaciones estratégicas, así como los temas especiales propuestos para la AIF-17: Estados frágiles y afectados por conflictos, género, cambio climático, crecimiento inclusivo e iniciativas regionales transformadoras.

La Asociación Internacional de Fomento (AIF) forma parte del Grupo Banco Mundial y es una institución que cambia las reglas del juego en el campo del desarrollo, preparando el camino a otros para que puedan también aportar en las situaciones más difíciles y complejas, con el fin de ayudar a millones de personas a escapar del ciclo de la pobreza extrema.

Actualmente el Banco Mundial tiene comprometido para con Nicaragua para los próximos años, una cartera de 400 millones de dólares, a razón de entre 50 y 60 millones anuales.

La estrategia del Gobierno Sandinista contempla el aumento en la cobertura y calidad de la educación preescolar, primaria y secundaria; mejoras en los índices de salud materno-infantil; ampliar el acceso a servicios de agua y saneamiento, y el fomento de la eficiencia y transparencia de la inversión social.

También incluye asistencia para mejorar la infraestructura para el transporte y la producción de energía; aumentar la productividad y diversificar las exportaciones; mejorar el clima de inversión mediante la facilitación de negocios; el fortalecimiento de la administración de tierras, y aumentar acceso a servicios financieros.

La Estrategia 2013-2017 tiene dos objetivos estratégicos con claros indicadores de desempeño: Aumentar el bienestar social mediante el mejoramiento del acceso a servicios básicos de calidad y aumentar los niveles de ingresos mediante el fortalecimiento de la competitividad y la diversificación de las exportaciones.