Mejor calidad de vida y mayor seguridad en sus comunidades es lo que han logrado los pobladores de las comunidades del Barrio Fátima, sector Dinamarca, Las Marías, Los Méndez y Santa Máxima del municipio de San Marcos, en el departamento de Carazo, esto gracias a la ejecución del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER) que impulsa el gobierno central a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL).

Con la instalación del servicio de electricidad domiciliar se ha logrado electrificar a más de 90 viviendas, permitiéndoles de esta manera el desarrollo de sus labores domésticas y el trabajo en el campo, tomando en cuenta que este es un sector mayormente productivo.

Augusta Hernández, es una de las felices pobladoras de una de estas comunidades, quien manifestó sentirse agradecida con el gobierno y con las autoridades locales, quienes les han permitido tener una mejor calidad de vida, situación que no se les había permitido antes, tomando en cuenta que estas localidades tienen más de treinta años de fundación.

“La energía eléctrica para nosotros es un gran avance, porque después de casi toda una vida de vivir en esta comunidad, es la primera vez que gozamos de este servicio, yo me siento contenta porque ahora desde que me levanto ya tengo con qué alumbrarme, antes tenía que andar buscando los fósforos y el candil para poder tener un poco de luz” señaló.

Así mismo destacó que con la ejecución del proyecto se garantiza la seguridad de la población, tomando en cuenta que se han instalado luminarias en las calles.

“Ahora no solo tenemos la energía en nuestras casas sino que nuestras calles ya están iluminadas y eso nos hace sentirnos más seguros porque ya no sentimos el temor de andar por las calles oscuras, es para nosotros una gran bendición la que nos ha llegado hasta nuestras comunidades” enfatizó Hernández.

Ernesto García, es un agricultor de la zona, él señala que con la electrificación, el trabajo en el campo es más provechoso, ya que ahora tiene la oportunidad de hacer uso de la luz para alumbrar gran parte del área donde tiene sus cultivos.

“Yo me siento feliz, porque ahora estoy más seguro y tranquilo, ya he instalado alguna bujías en el patio de mi casa donde tengo mis plantas, lo cual me permite tener mayor tranquilidad ya que no tengo el temor a que se metan a dañarme mis cultivos, gracias a la energía que nuestro gobierno nos ha traído” expresó.

Para la electrificación de estas comunidades se instaló un total de 5.35 kilómetros de red, lo cual tiene un costo de 1,827,584.04 córdobas, lo cual permite un suministro constante de energía y un mejor desarrollo económico de los pobladores.

El gobierno ha destinado la electrificación de 72 comunidades en el departamento de Carazo, con una inversión de 89 millones de córdobas, para un total de 4 mil comunidades en todo el territorio nacional, logrando llevar la electricidad a 300 mil viviendas y 1 millón 700 mil pobladores con sus derechos restituidos.