La prensa deportiva española asume la superioridad de Brasil en la final de la Copa de las Confederaciones y en sus portadas pasa del "Volveremos" a la "coronación" de Neymar, jugador del Barcelona a partir de la próxima temporada.

Los dos diarios madrileños (Marca y As) coinciden en la expresión "Volveremos", mientras que los editados en Barcelona lo hacen en coronar a Neymar, clave en la victoria por 3-0 sobre el conjunto de Vicente del Bosque.

"España fue barrida por Brasil, pero como dijo Macarthur... ¡Volveremos!" titula en su portada "As" sobre una fotografía en la que Marcelo y Neymar acaban de consolar a Sergio Ramos y Pedro Rodríguez, respectivamente, e Iker Casillas hace lo propio con el defensa sevillano.

‘Marca’ indica: "todo le salió mal a La Roja, del casi empate a uno pasó al 2-0 y Ramos falló un penal" y reconoce que "la "Canarinha" fue superior en concentración, rapidez, intensidad, poderío físico y fútbol", a la vez que se refiere a la "permisividad arbitral con las continuas faltas de los brasileños" y "paradones de Julio Cesar a disparos de Pedro y Villa".

"Neymar se corona" asegura "Mundo Deportivo" sobre una imagen del ya barcelonista en plena celebración junto a Fred, autor de un doblete en la final.

"Brasil desborda con un Neymar deslumbrante a una España sin fútbol", comenta "Mundo Deportivo", que resalta que "el nuevo crack azulgrana fue imparable".

"Campeón Neymar" es el titular elegido por "Sport" sobre una fotografía del brasileño con los brazos en cruz y mirando al cielo de Río de Janeiro.

Prensa de Brasil

Por otro lado, La "furia" fue de Brasil en la final de la Copa Confederaciones, en la que el equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari "recuperó e impuso su jerarquía" para batir a España por 3-0, sostiene hoy con euforia la prensa brasileña.

El diario deportivo Lance coincidió y sostuvo que "Brasil goleó a España con un fútbol incontestable" que "ignoró todos los adjetivos usados para elogiar a la "Furia"".

Lance destacó el papel que jugó la fanática hinchada brasileña y la "energía" que transmitió desde las tribunas hacia el campo.

"Los abrazos con cada gol no fueron entre jugadores por un lado y los hinchas por el otro. Fueron entre jugadores e hinchas y Neymar, y Fred festejaron sus goles abrazados con las tribunas", indicó.