El presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, ratificó su compromiso y responsabilidad de garantizar “como nicaragüenses y herederos de Carlos (Fonseca Amador)” la estabilidad económica social del país, durante el acto celebrado ayer domingo con motivo de conmemorar el 44 aniversario de la caída en combate del fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Carlos Fonseca Amador, un 8 de noviembre de 1976 en las montañas de Zinica en un combate con la extinta Guardia Nacional.

El Presidente Ortega prometió que su gobierno continuará trabajando en beneficio del pueblo y de asegurar la paz.

El líder del FSLN resaltó la importancia de mantener vivo el pensamiento de Carlos Fonseca, cuya médula era combinar la teoría con la práctica revolucionaria, ha resaltado Radio La Primerísima.

Carlos tuvo el genio, la capacidad, (porque era) un estudioso, que supo combinar la teoría con la práctica revolucionaria. Porque solo la teoría de poco vale, y generalmente a veces la teoría, cuando el teórico se queda solo en la teoría, termina confundido o confundiendo. De ahí la importancia de ir uniendo permanentemente la teoría con la práctica revolucionaria”, comentó.

Carlos está presente en todas estas las luchas que estamos librando con trabajo, con educación, con salud, con el acompañamiento al pueblo, al trabajador, en los momentos difíciles, poniendo en práctica la solidaridad, que es el amor, la ternura de los pueblos, como decía Tomás. La solidaridad es lo más valioso que tenemos los nicaragüenses”, agregó.

Reencuentro para progresar

En particular, el Presidente Ortega hizo especial énfasis en la importancia de la unidad de todos los sectores económicos y sociales del país para eliminar la pobreza en Nicaragua, tal y como ocurrió entre 2007 y 2018, antes de la sangrienta aventura somocista que causó muerte y destrucción en todo el país.

Lo más terrible fue lo de abril, dijo el mandatario, “porque significó una puñalada en el corazón, en el alma de este pueblo que venía disfrutando del crecimiento económico, de los beneficios sociales y aquí lo que vieron fue sembradores de terror”.

Luego, continuó, hemos venido avanzando, recuperando. Por el daño que produjeron a la economía y a las familias nicaragüenses, “lograron arrastrar algunas familias, o partes de las familias, confundidas por el uso masivo de las redes sociales; lograron confundir a las familias, y ahora estamos en un proceso de reencuentro”, en el trabajo, en la salud, en la educación, en la producción.

Reencontrarnos con todos los sectores sociales y económicos, más allá que cada quien tenga su propio, de que cada quien tenga su propio pensamiento político, su propia ideología. Reencontrarnos para el bien de todos, porque está más que demostrado –y lo hemos demostrado aquí en Nicaragua– que cuando nos reencontramos todos”, el país sale adelante, dijo el Presidente.

Recordó que “aunque nos hemos enfrentado antes, desde la época de Somoza, y que nos enfrentamos en el período de los 80”, cuando a partir de 2007 “nos reencontramos, hicimos esa gran unidad de la nación con diferentes sectores económicos y sensibles del país, entonces, ahí se demostró la unidad de todos, sin poner condiciones políticas”.

Explicó que, en esta nueva etapa, “que hemos venido recorriendo, al retomar el poder por la vía electoral, ahí está el enemigo siempre, buscando como poner de rodillas al pueblo nicaragüense, buscando como destruir la unidad que logramos construir durante 12 años y que fue un ejemplo para América Latina y el Caribe, ese proceso de unidad de todos los sectores de la sociedad nicaragüenses”.

Sin embargo, agregó, “lógicamente hay minorías que no están de acuerdo con la unidad, con el avenimiento”. La unidad, dijo, significó crecimiento para la economía nicaragüense, en la educación básica, primaria, secundaria, construcción y multiplicar médicos y enfermeras “para que se le prestase un mejor servicio a las familias más humildes que son las que asisten a los dispensarios, a las clínicas, a los hospitales del estado de servicio público”.

Es decir, venimos a cumplir con los ideales de todos nuestros héroes, que Carlos logró vislumbrar, en un nuevo momento, levantando la bandera rojinegra de nuestro General Sandino, que es la bandera que se levantó para poder rescatar del lodo de la traición y la ignominia la bandera azul y blanca de la Patria”, sentenció.

Sin imposiciones políticas, ni ideológicas

Señaló que, al iniciar ese gran reencuentro, “nunca se discutió, ‘nos vamos a unir, pero te vas a volver sandinista’, o 'te vas a unir y te vas a volver de otro partido político'. Simplemente era hablar de temas concretos que son los que le interesan al pueblo nicaragüense: salud, educación, construcción de carretera, vivienda, etc.”.

Unidos todos, incluso los grandes inversionistas que vienen de otros países, pero aportando a la lucha contra la pobreza, y nuestro avance fue vertiginoso. Impresionante. Nuestro crecimiento sostenible, año con año, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, crecimiento económico, aun pasando por momentos críticos como el año 2008 cuando la gran crisis en Estados Unidos y en Europa”, aseguró.

Hasta que explotó la conspiración de los que quieren destruir y no apuestan a construir. Los que provocaron un mar de dolor, de sufrimiento, destrucción, sembraron el odio”, sentenció.

Después del crimen que cometieron los vendepatrias, promovido, organizado y financiado por el gobierno yanqui, porque así lo ha dicho abiertamente el todavía presidente de Estados Unidos, lo ha dicho abiertamente que ahí va el financiamiento y que van a buscar el derrocamiento de la hermana República Bolivariana de Venezuela y buscar como destruir y distorsionar Cuba, y seguir atacando a Nicaragua con diferentes tipos de agresiones”, expresó el mandatario nicaragüense.

También señaló que ha costado mucho avanzar “para restablecer la estabilidad en el país, porque luego vino la pandemia, y la pandemia, que lo primero que ha provocado, lo más doloroso, insustituible es la pérdida de vidas”.

A un año de las elecciones presidenciales y legislativas de 2021, Daniel anunció que se continuarán las obras de desarrollo, como la construcción de carreteras, caminos y puentes, algo que no se ha detenido “ni con el terrorismo de abril, ni la pandemia, ni el huracán”.

Que es lo que nos inspira en esta batalla, nuestros héroes y mártires a lo largo de la historia, y nos inspira Carlos, que fue el que en compañía de otros hermanos rescató el pensamiento de Sandino, rescató el pensamiento de Zeledón, rescató el pensamiento, el ejemplo y la práctica de los héroes de San Jacinto, rescató el pensamiento de la resistencia indígena y está consolidado y fortalecido en el pueblo nicaragüense”, afirmó.

No intervenimos en asuntos internos de otro Estado

El mandatario nicaragüense recordó que, durante la ocupación de las tropas norteamericanas, con el visto bueno de los partidos políticos peleles, los marines conformaban y contaban los votos de las elecciones y que eso no sucederá nunca más.

El presidente Daniel Ortega se refirió a las elecciones de Estados Unidos, en donde se ha declarado ganador a Joe Biden. “Mientras tanto, el presidente actual, sencillamente dice que no reconoce esos resultados, bueno… ese es un problema de ellos y no nos vamos a meter a hablar de lo que es la realidad del sistema electoral de los Estados Unidos, porque ese es un problema de ellos y que ellos tienen que resolverlo”.

Porque no nos gustaría, ni nos interesaría, como lo hacen constantemente otros países, de Europa, Estados Unidos, y algunos latinoamericanos, que se atreven a querer venir darnos lecciones”, enfatizó.

Indicó que, si el caso fuera Nicaragua “¿qué pasaría? Estarían pegando gritos en contra nuestra, (diciendo) los europeos, Estados Unidos, qué barbaridad lo que está pasando en Nicaragua no reconocen los resultados, han hecho trampa”.

Recordó el golpe de Estado que promovieron y apoyaron en Bolivia, el año pasado. Indicó que ese fue un golpe más, desvergonzado, en donde “la OEA apareció avalando el golpe y bendiciendo a los golpistas”.

Señaló que allí no hubo ni se pidieron sanciones contra los golpistas, más bien hubo reconocimiento. “Al final no querían hacer elecciones los golpistas y quedarse sin haber sido electos”.

El mandatario expresó que la presión del pueblo boliviano los obligó a hacer elecciones, y que según las proyecciones de los golpistas ellos las ganarían, “pero allí se demuestra que cuando un pueblo tiene conciencia, tiene dignidad, aún en condiciones tan desventajosas como esas, el pueblo sale a votar y sale a defender su voto y logra la victoria, como la logró el pueblo boliviano”.

Tras reseñar los resultados pavorosos de la pandemia del covid-19 en todo el mundo, el presidente Daniel Ortega refirió que, si bien en el país ha habido fallecidos por esa enfermedad, gracias a “los médicos, con todas las instituciones, hemos logrado tener un índice de mortalidad de los más bajos en el mundo. Y por eso es que tenemos que mantener normas básicas como el tapaboca, la distancia, mantener cuidado, apelar a la responsabilidad de cada familia y cuidarse porque la enfermedad anda ahí todavía”.

"Cuando parecía que ya la pandemia venía decreciendo y que se empezaban a abrir los espacios en aquellos países que tomaron la decisión de encerrar a toda la gente, la gente estaba desesperada, quería salir, entonces empezaron a salir porque se suponía que ya venía bajando la pandemia, y resulta que ahora se ha multiplicado la pandemia, en Europa, en los Estados Unidos, se ha multiplicado la pandemia", dijo.

"Miles de casos todos los días, miles de muertos sumados en todos estos países, ya van más de 44 millones de seres humanos que han sido afectado por un virus que ha sido detectado. Y habrá mucho más", añadió.

"Hemos tenido hermanos que han fallecido, pero gracias al acompañamiento de Dios, con el pueblo, con los médicos, con las instituciones, hemos logrado tener un índice de mortalidad de los más bajos del mundo. Mientras la crisis sanitaria está destruyendo la economía de los países desarrollados, nosotros seguimos consolidando un modelo de salud familiar y comunitario que ha logrado contener la expansión de este mal", destacó.

Valores del pueblo y su fortaleza se inspiran en nuestros Héroes

"Levantamos un monumento al carácter nicaragüense, a la nobleza y al honor que sabemos compartir cada día", expresó la vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, al concluir el acto en conmemoración del Comandante Carlos Fonseca Amador.

"Un día como hoy cuando estamos hablando de Carlos y de todos esos ideales que son muestras de toda esa fe que nos caracteriza y llena nuestros corazones, hemos sabido enfrentar y vencer las situaciones adversas incluyendo cuando los vendepatrias quisieron destruir al país, pero salimos con fe, esperanza y fortaleza", manifestó.

Apuntó que los valores de nuestro pueblo se inspiran en nuestros héroes quienes nos sirven de guía y así se demostró en el paso del reciente huracán ETA cuando los nicaragüenses demostraron lo que han aprendido y crecido en conciencia ante todos los riesgos del odio.

Recordó las palabras del Presidente Daniel Ortega, cuando comentó que los jóvenes están en todas partes con esperanza, conciencia y buen corazón que crece con alas todos los días.

Expresó que cada día se recuerda a uno de los fundadores del FSLN, Carlos Fonseca "y a la actuación extraordinaria de los Héroes cuya conciencia crece y nos permite plantearnos y tener la certeza de que ese amor que tenemos entre nosotros tiene alas de ángeles, son humanos y divinos".

"Estamos hechos del honor y la gloria porque lo confirmamos todos los días y hechos para vencer todas las batallas procurando siempre paz y bien", agregó.

"Yo admiro a nuestro pueblo y me siento orgullosa de ser nicaragüense y con ese amor venimos aislando el odio y disminuimos ese fantasma casi inexistente, derribando los muros de la noche y así vamos y así estamos", apuntó.